José Navar “El gran mensaje de Full Monty, el musical es el canto a la esperanza, de que todo tiene una salida”

el

Texto Albert Roca. Fotos-Albert Roca-Piola Photography-Theatre Properties. Entrevista realizada en Cafe & Tapas Carretas 14.

“The Full Monty» el musical se estrenará este viernes 22 de octubre en el Teatro Rialto de Madrid y que será uno de los grandes acontecimientos de la temporada. En el gran reparto podemos ver a José Navar, muy habitual en los grandes musicales como “Anastasia”, “Priscilla Reina del Desierto” entre otros. Su trayectoria es muy variada con sus trabajos en el cine y la televisión. Y precisamente en la zona donde empezó su trayectoria lo hemos entrevistado.

© Albert Roca

¿“The Full Monty. El Musical” ofrece una lectura actual por lo que está sucediendo?

Pues la verdad es que sí y la productora evidentemente cuando empezó a prepararla no tenía ni idea de lo que vendría. Es súper vigente todo. Y habla de que cuando todo se pone mal tienes que salir adelante como sea.

© Archivo Theatre Properties

Buscando alternativas a la falta de trabajo  

Una de las cosas que he aprendido de estos tiempos extraños que vivimos es la sutilidad de las cosas. La palabra “No tengo trabajo” es algo que el actor ya tiene arraigado y asimilado. Se pueden contar con los dedos de una mano o quizás dos actores que tengan un trabajo fijo en series que pueden durar 10 o más años. Es una utopía. Y por ello tenemos que arremangarnos y tirar para adelante, y es lo que hacen los protagonistas del musical.

© Archivo Theatre Properties

Hay comedia pero también un toque amargo

Full Monty tiene ese aire de la risa fácil y ligera. Hay una trama social muy dura pero nos la cuenta en clave de comedia. El gran mensaje de Full Monty, el musical es el canto a la esperanza, de que todo tiene una salida. De que tenemos que reinventarnos. Es un canto a la solidaridad, a la ayuda entre todos. Como unos tipos completamente dispares se  se apoyan en un sueño común.

© Archivo Theatre Properties

Una solidaridad que ha sido uno de los Leiv Motiv en esta Pandemia

Yo hablaba con amigos de todo esto. En estos tiempos tan difíciles lo que nos va a salvar va a ser la solidaridad. El valor de las pequeñas cosas.

Otro de los momentos centrales del musical son las coreografías de los protagonistas

Hay unas situaciones muy graciosas con las mujeres que dicen “Pero si no sabéis ni bailar ni nada”. Y les respondemos “Porqué somos diferentes y somos auténticos”.  Ahí está la clave: el grado de autenticidad. Cualquiera que sepa bailar va a ser agradable a la vista pero lo que no te esperas es un señor completamente normal, y que lo haga para divertirse y para demostrar que en la vida te tienes que atrever. Y si lo haces sales adelante. Y que de manera metafórica se muestra en el momento des desnudarse.

Hablemos ahora de tus trabajos televisivos, como el de la serie Centro Médico, de TVE

Cuando te tiras 3 años en el salón de la gente nos pasa de todo. La serie tuvo un comienzo extraño ya que no se promocionaba y generaba dudas de si todo era verdad o era ficción. Rodábamos en un hospital que estaba cerrado y que había sido una maternidad y ahí se monto la serie. Como no quedaba del todo claro y al ver que había actividad y con ambulancias en la puerta, había personal médico que entregaba curriculums. Y se generaron situaciones muy curiosas. Recuerdo una de manera especial, la que interpretaba a mi mujer, la actriz Ana Villa iba en el metro y se le acercan a decirle “La veo todas las tardes. Usted es médico”. Y ella le decía “Algunos son médicos pero somos actores”.  Y insistían “Usted es actriz pero su marido si que es médico”. Yo estaba en una librería y me paran para decirme que me veía todas las  tardes y me pedían consejo por un grano que tenía en la espalda. Son situaciones que demostraban por un lado que hay personas que no disocian de la realidad y la ficción y por otro de que estábamos haciendo muy bien nuestro trabajo, al generar confusión.  

© Albert Roca

Estuviste en la segunda temporada de Amar en tiempos revueltos interpretando a un locutor de radio

Era una época bonita para la radio, la de los años ’50, con los concursos, las canciones. Para la serie contactan a un grupo de actores. Yo que veía del periodismo les pregunto “¿Vais a utilizar el Nodo?”y les propuse que ya que mi personaje era un locutor yo podría hacer las locuciones. Y se ahorraron tirar del Nodo. Y fue un placer verme en esa tesitura ya que me gustaban mucho las retransmisiones de Matías Prats, con esa elocuencia y esa manera de decir maravillosa.  Y la radio tiene esa aureola de fascinación. De hecho una de mis películas preferidas es “Días de Radio” de Woody Allen.

© Albert Roca

¿Y qué recuerdos tienes de tu etapa en “El secreto de Puente Viejo”

Fue algo maravilloso y llegar a la serie, que yo seguía, fue un placer que no te puedes imaginar el calibre. Uno de los valores muy particulares era la apuesta por el lenguaje de 1.900, con una forma de expresión muy cuidadosa. Como cuando haces verso clásico y una vez entras en ese lenguaje es maravilloso. Cuando yo llego recuerdo que no sabían cómo cerrar la temporada. Y me dicen “No sabemos si tu personaje estará 3 días o 30”. Esto me fascina y entonces yo me arremango y en un sentido figurado me digo “Agarraos los machos porque esta es la mía”. Y lo que iba a durar 15 días acabó siendo 3 meses. El guionista Benjamín Zafra estaba como loco para dar cancha al personaje. Y era un personaje malo, la antítesis de lo que yo soy. Era un militar de la época postfranquista, fiel a sus principios y a su radicalidad del pensamiento militar. Y esa trama personal, que el publico no se entera hasta casi al final, hacía que fuera tan intransigente con los de Puente Viejo.

© Albert Roca

Y hacemos un poco la cuenta atrás en tus inicios en la revista. ¿Verdad?

Yo empecé en este mundo por la música, con 17-18 años. Me fui de Málaga y me quise ir a estudiar a Barcelona al Institut del Teatre, pero no pudo ser. Me fui a Francia y luego vuelvo a España y en el Teatro Calderón en el año ‘87 me estrené como chico de revista, como bailarín de Esperanza Roy. Y recuerdo la frase que me dijo “Tienes que estudiar para actor. Eres muy alto, muy guapo y muy bien actor y la vida de bailarín es muy corta”. Y precisamente aquí, en este edificio, en la tercera planta, me crucé con William Leigthon que daba clases de teatro. Hice las pruebas y me cogieron en la escuela y  William fue mi profesor durante 4 años.

Y participaste en varios musicales

Empecé a hacer los primeros musicales que se hacían en España, como el de “Carmen Carmen” con Concha Velasco, luego “La Truhana”, y años después estuve en el primer reparto de ls musicales de “Los Miserables”. Miguel Narros me llama para la Compañía nacional de Teatro Clásico y hago un cambio radical, durante 6 años estuve haciendo teatro puro y duro de texto. Pero después de ir haciendo proyectos en televisión y dar varias vueltas por el mundo, en una de las estancias en Madrid,  me dicen que se va a montar el musical Priscilla y recuerdo la frase antológica “Se necesita gente mayor como tú y que cante y que baile”. Me presento a esas pruebas y para asombro de muchos me cogieron y el año de Priscilla fue un bombazo. Fue un gran espaldarazo para SOM, que después llevo a España Billy Elliot y West Side Story.  

© Albert Roca

¿Y tenemos que estar orgullosos del nivel que tenemos aquí en los musicales?

Muy orgullosos. Piensa que el musical Anastasia se estrena en Broadway y a los 7 meses lo traen a Madrid, cosa que nunca se había hecho. Tal es el nivel de Madrid en el mundo que ya no tenemos que mirar a nadie. Yo he tenido la fortuna de hacer varias producciones extranjeras, supervisadas por los directores y coreógrafos originales. Estas franquicias van al país y dicen como se tiene que montar. Te relacionas con estos señores, que pueden tener premios como el Grammy o el Tony. Cuando conocen el personal español en los castings, se deshacen en elogios por el talento y la energía mediterránea que tenemos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s