Javier Lago “Lo más importante de un proyecto es el equipo humano”

el

Texto – Albert Roca. Fotos J.Ladiv-Moisés Fernández. Entrevista realizada en Cafe & Tapas Carretas 14.

El teatro, el cine y la televisión son escenarios que Javier Lago pisa con frecuencia. Su experiencia esta reunida con la ilusión del día a día ante nuevos proyectos, que actualmente son muchos. Ha rodado “Mantícora” con Carlos Vermut, “Las niñas de cristal” de Jota Linares o “Modelo 77” de Alberto Rodríguez. Recientemente lo hemos podido ver en “La cocinera de Castamar”.

© J.Ladiv

¿Cuándo participas en producciones de época como “La cocinera de Castamar” ayuda el vestuario a ponerse en situación?

Sea teatro o audiovisual cuando es una obra de época del Siglo XVII y XVIII ayuda mucho. Soy incapaz de ensayar una obra de teatro con zapatillas de deporte. El ponerte los zapatos de vestir hace que te coloques la espalda en una posición diferente. Y evidentemente esto queda ligado con el papel que puedas estar haciendo.

Y en estas historias de época siempre están presentes el amor, el odio, la envidia….

Los sentimientos universales siempre están allí. Las buenas versiones de los clásicos son aquellas que manteniendo el fondo a lo mejor varían en la forma pero todo queda reflejado. Y los ingleses son muy expertos en esto.


© Moisés Fernández @moifernandezphoto

Y de lo clásico a lo moderno como “Antidisturbios” en el que has participado

Siempre lo digo. He tenido muchísima suerte no solo por los proyectos si no por los equipos. Y este es un claro ejemplo.

¿Son para ti importantes los equipos?

Muchisimo… en La cocinera de Castamar: Michelle Jenner, Roberto Enríquez, Pepe Ocio.. cruzarte en los camerinos con ellos. Antidisturbios es un Dream Team de actores de mediana edad: Raúl Arévalo, Hovik, Patrick Criado y Raúl Prieto. A este equipazo le sumas el director Rodrigo Sorogoyen. Un director del que con “El Reino” como se puede hacer algo tan grande con tan poca historia entre comillas. Una súper historia.

© J.Ladiv

¿Vive un gran momento el audiovisual español?

Yo siempre había reprochado que todas las series españolas intentaban llegar a todos los  públicos. Que la misma historia gustara a los abuelos y los nietos. Y esto ya ha cambiado y poco antes quizás de las plataformas. Se han hecho unos pelotazos a nivel internacional, como La cocinera de Castamar, Élite, La casa de papel…  

¿Qué recuerdos tienes de tu paso por Amar en tiempos revueltos?

De Amar en tiempos revueltos me sorprende y admiro la capacidad de Eduardo Casanova de tener decenas de historias y situaciones.

En Hospital Central Central interpretaste personajes diferentes. ¿Cómo fue?

Lo pregunté un día. ¿Por qué no escogéis a otros actores? Y me decían “No das problemas, eres muy fiable” y añadían lo de la calidad mía, que me encantaba para mi ego. Y es posible porque es muy difícil que alguien tenga tanta memoria con los personajes. Y eso sucedió también en El comisario.. El primero de Hospital Central era un personaje que se quería suicidar y la psicóloga me intentaba convencer, el otro era un abogado que tampoco era trigo limpio, y en otro era el padre de un chaval.

© J.Ladiv

¿Son ritmos distintos los del cine, teatro y  televisión?

En el teatro tienes el tiempo de los ensayos y el arco durante la función. Hay un comienzo y un final. En el cine y la televisión puedes estar grabando una escena con la muerte y en otra dar saltos de alegría.

En tus inicios hiciste “Historias de la Puta Mli”

Qué recuerdos… Veo una persona del equipo con la que había coincidido en el Festival de Cine de Sitges y me dicen “Vas a hacer una prueba que dudo mucho que te den”. Y llegué a Barcelona el día que había ardido el Liceu. Hice la prueba el martes, volví a Madrid y me llamaron. Fue como Colón cuando llegó a las Indias. Era oner el pie en un mundo que no esperaba ya que me eoncntré con actores extraordinarios como Kiti Manver, Lola Baldrich, Ramon Teixidor, Juan Diego, Pep Cruz….

© J.Ladiv

Última pregunta… acaba la frase: Lo más importante de un proyecto es…

… el equipo humano. No ya que sea bueno, pero que sean buenos compañeros, y que haya respeto y buen rollo. Eso es esencial para mí. Es un oficio lo suficientemente bonito para poder disfrutar de él. Si se complican las cosas no me gusta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s