Marta Molina: ”Ser actriz es la profesión más maravillosa del mundo”

el

Texto – Albert Roca. Fotos – Albert Roca-J.Ladiv.

El Teatro Poliorama de Barcelona acoge hasta el 30 de mayo la obra “El coronel no tiene quien le escriba” basada en la novela de Gabriel García Márquez. Entre el espectacular elenco de actores podemos ver a la actriz Marta Molina, que interpreta a tres personajes. Una obra que ha gozado mucho como todo lo que ha hecho en su trayectoria y donde ahora tiene muchas ganas de hacer nuevos papeles televisivos.

© Albert Roca

¿Es complejo una obra de teatro sobre una novela?

En este caso el universo es muy poético. Yo interpreto a tres personajes muy pequeños con muy poco texto y con un texto muy difícil. Y es de lo más difícil que he hecho.

¿Y hay una dificultad especial al interpretar personajes pequeños?

Formas parte de lo que está pasando. Y el personaje lo tienes que crear y construir igual.

© Albert Roca

¿Cómo describirías los personajes que interpretas?

La cantinera es la más alegre de todas, la alegría de la huerta ya que ella está donde van los del pueblo a desahogarse de lo que hay fuera, que no es bueno. La mujer de Sabas  es una loca, habla de la muerte. Y piensas ¿Qué le pasa a esta mujer? Ha sido maltratada por su marido y necesita que la escuchen. Tiene una sensibilidad muy especial. Es de los que más se alejan de la realidad. Y la dependienta de correos es la que va a decirle al Coronel que no está la carta que está esperando. Es un personaje muy importante.

Antes de retomar la gira hicisteis un parón importante por la pandemia con el confinamiento. ¿Cómo lo viviste todo esto?

Siempre he tenido la sensación de tener la lengua afuera con mil cosas que hacer.  Y en ese parón inicial disfrutaba de cada segundo, de mi pareja, mis hijos, de mi tabla de gimnasia, comía bien. Jugábamos a lo que fuera, leía, veía series. Y en momentos como estos es cuando te das cuenta que las cosas más pequeñas son las que más felices nos hacen.

© J. Ladiv

¿Qué personajes te gustan más de interpretar?

Me gustan todos por diferentes cosas:  los personajes súper dramáticos ya que me encantan los dramones, el musical ya que es la alegría de cantar y bailar. Y ahora mismo especialmente me gustaría hacer algo tipo revista y cabaret.

Has hecho microteatro. ¿Te gustó la experiencia?

Es un ejercicio maravilloso. Si haces microteatro puedes hacer de todo. Son seis pases entre diez y quince minutos, con un minuto de descanso entre uno y otro.

© Albert Roca

¿Y que recuerdos tienes de ello?

Muy buenos. Lo primero que hice después del parón que tuve fue “Azafatas low cost”un monólogo en la que era una conferenciante que hablaba con términos matemáticos y que le pasaban muchas cosas. En “Desparramadas el musical” me lo pasé muy bien ya que cantábamos y jugábamos.

En una de tus últimas apariciones en cine fue en “El reino”

Fue un rodaje de dos días. Y uno de ellos estábamos en un barco. Nos teníamos que levantar a las cinco de la mañana y me recomendaron que me tomara una biodramina. Es de las veces que lo he pasado peor, al estar todo un día en un barco.

© Albert Roca

¿Y te gusta hacer cine?

Claro que sí. El cine es esperar. Recuerdo una frase de Héctor Alterio que decía que hay que saberse bien el texto y conseguir una silla.

¿Cómo fue rodar con Juan Luis Iborra “Tiempos de azúcar”?

Juan Luis Iborra es entrañable, con muchísimo talento y fue una maravilla trabajar con él.

En cuanto a la televisión. ¿Qué cambios hay respecto al cine o el teatro?

En Calle Nueva, donde estuve varios años, había que hacer muchas secuencias al día. Desarrollas mucho el músculo del cerebro y aprendes los textos a velocidad del relámpago. Había días que podía tener 15 secuencias y otros 10.

© Albert Roca

¿Y tienes muchas ganas de hacer televisión ahora?

Muchas, entre ellas por razones prácticas como la de compaginarlo con la familia. Me apetece un poco de calma. Estamos en un momento donde se están haciendo muchas cosas y más tarde o más temprano tiene que llegar alguna propuesta. Y cuando sea me va a poner muy feliz.

Has trabajado con varios directores. ¿Qué recuerdos te han dejado?

Hay directores que hacen disfrutar más y otros que van a otras cosas. Cuando trabajas con un buen director de actores es una maravilla, como si moldeara una figura y tú vas reaccionando a eso y van saliendo cosas y vas creando.

¿Y para finalizar, lo mejor que tiene de ser actriz?

La parte bonita es que ser actriz es la profesión más maravillosa del mundo y la otra son los momentos de parón, de espera a que lleguen cosas. Cuando uno es médico, por ejemplo tienes muchas posibilidades de desarrollar esa vocación. En cambio como actriz hay imprevisibilidad, dependes de que te llamen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s