Toni Moog: “Tengo un estilo canalla porque me lo he ganado. He comprado esa licencia con los años”

el

Texto – Cristina Costa. Fotos – K de Comunicación. 

El humorista Toni Moog presenta su nuevo espectáculo “Fortnique: Folla como puedas”, que se puede ver en el Club Capitol de Barcelona, en el que expresa un mensaje muy claro: “para ser feliz básicamente hay que follar”. Contando con más de 14 años sacando carcajadas a los espectadores del Club Capitol de Barcelona y 1150 funciones a sus espaldas, vuelve al escenario el Toni Moog más canalla y revolucionario.

TONI MOOG 2.jpg

Tu nuevo espectáculo es “Fortnique: Folla como puedas”, que presentas en el Club Capitol. Si a alguien le regalan unas entradas por sorpresa… ¿qué podrá encontrarse?

Fortnique es el noveno espectáculo que presento en el Club Capitol.Después de realizar cinco temporadas del show “Follamigas”, hice un par de monólogos más que estaban muy bien, pero a los que quizás les faltaba esa potencia animal que tengo. En este nuevo espectáculo retomo un poco el ritmo que dejé hace cuatro-cinco años con “Follamigas”. “Fortnique” habla de sexo y que para ser feliz básicamente hay que follar. También habla de las aplicaciones para ligar, pero de forma negativa: digo que no funcionan, que son una mierda y que están sobrevaloradas.Es un monólogo muy completo, y lo bueno que tiene es que da risa desde el minuto unosin parar. Esa risa, además, va in crescendo.Al final se entra en una catarsis, en aquella risa que uno dice: “no puedo más”.

Parece que te lo hayas pasado bien creando el monólogo.

Sí. Me siento súper cómodo interpretando este monólogo, pero también tengo que decir que lo escribí un poco bajo presión. Llevo catorce años seguidos en el Club Capitol y es difícil mantenerse.

Háblanos un poco más sobre esta presión.

Cuando escribo algo pienso: “a ver qué monólogo hago ahora para que, como mínimo,iguale o supere las expectativas del público”. El público realmente cada vez es más exigente. Antes no había tantos humoristas y no había crisis tampoco. La gente podía permitirse ir al teatro cuatro veces al mes, por ejemplo. Pero ahora la gente es más selectiva. Elige mejor dónde va, con lo cual tienes que ofrecerte como un producto que valga la pena. A parte de hacer promoción, el boca a boca y que la gente lo recomiende ayuda mucho.

des-820x480banner844.jpg

También tienes un público muy fiel por eso, ¿no?

Sí, claro. Con los años he conseguido tener un público fiel, gente a la que le gusta mucho mi tipo de humor y dice: “bueno, yo a Toni voy a verlo, me da igual lo que haga. A ver por dónde sale y por dónde me sorprende”. He fidelizado a un cierto tipo de público, pero también hay mucha gente que viene porque sabe que soy un animal en el escenario y que tengo un humor muy canalla.

¿Cómo has ido trabajando ese humor más canalla?

Yo empecé escribiendo textos e interpretándolos de forma bastante natural. Nunca he estudiado un monólogo. Claro que los escribo yo y los memorizo, pero no losrecito de memoria, sino que los cuento. Ahíhay una diferencia. Cuando ves monólogos muy técnicos y recitados te da la risa, pero ves que les falta esa naturalidad. Yo los recito de una forma diferente: los cuento como si aquello lo estuviera explicando a mis amigos. La naturalidad es lo que me da ese toque diferencial con otros cómicos. Improviso mucho, cambio cosas… Si alguien viene a verme dentro de tres semanas, a lo mejor una parte del espectáculo es diferente y no puedo evitarlo. Tengoun estilo canalla porque me lo he ganado. He comprado esa licencia con los años. Si alguien dice una barbaridad es como: “Uala, tío, como se pasa”. Conmigo ya no dicen nada. Tengo más problemas si comentoalgopolítico que si me meto con los taxistas.

¿Y dónde encuentras la inspiración para crear tus monólogos?

A mí me inspira todo. Sobre todo, me inspiro en lo cotidiano y a partir de ahí juego con ello: desde el trabajo hasta cosas que suceden en la calle, el ocio…Incluso el sexo. El sexo también es cotidiano. Busco aquellas cosas que empatizanmás con el público y con las que se sientenmás identificados para luego exagerarlo, llevarlo a niveles surrealistas y torcerlo para que no se no vea por donde van las bromas.

TONI MOOG 1.jpg

Llevas a tus espaldas 14 años en los escenarios, y has realizado un total de 1150 funciones. Has superado al propio Pepe Rubianes. ¿Cómo te sientes al respecto?

Me siento muy bien. Siento mucho respeto por Pepe Rubianes, y me siento un poco como su digno sucesor, por así decirlo. Me gusta pensar que si él estuviera vivo seguiría estando en el teatro. O a lo mejor estaría preso tal y como está el patio. Pero yo nunca me compararía con él en la vida. Pepe es Pepe y siempre lo será.Me gusta, como mínimo, estar a su altura.

Toni Moog también tendrá sus días malos. ¿Cómo sales al escenario en días así?

Sí, tengo muchos días malos, pero creo que cuando uno sale al escenario se le activa un “chip” que actúa de autodefensa natural para desconectar.Además, cuando sales al escenario y oyes las risas del público eso es terapéutico, te hace sentir mucho mejor. Ahora bien, cuando terminas el show sí que te entra la doble “bajona”: la que ya tenías y la que te entra por haber terminadoel número. Son gajes del oficio y hay que lidiar con ellos.

Sin título-1.jpg

¿Ha habido algún espectáculo que te haya supuesto un reto más grande a la hora de interpretarlo?

No, más o menos todos a la hora de gestionarlos son parecidos.Eso sí, el monólogo “Hollymoog” para mí era un texto casi perfecto,tanto a nivel de tempo como de construcción. Era un grandísimo monólogo, pero no conseguía sacar la carcajada tan bestia que saco con este espectáculo o con otros. Eso a veces son cosas que te extrañan porque piensas: “¿cómo puede ser? si este monólogo es perfecto”. No lo sé. No es una ciencia exacta. Es totalmente intuitivo. Crees que funcionará, pero hasta que no lo pruebas, no lo sabes.

¿Toni Moog como tal se considera más monologuista o humorista?

Me considero humorista. Yo soy un humorista en general: en el teatro y en la vida. El humorista toca bastantes palos:la ficción, la televisión, el cine, el teatro… El monólogo es la disciplina en la que todo el mundo me conoce, pero he hecho muchas más cosas a parte de monólogos. La etiqueta de monologuista no me gusta. Te encasilla.

Por último, ¿Qué consejo le darías a alguien que quiera dedicarse al humor?

Pues ahora tal y como están las cosas…¡que se dedique a otra cosa! (risas). Ahora hay muchos más humoristas que antes, pero paradedicarte a esto primero hay que servir, tener un cierto talento ya de saque, experimentar y, sobre todo, coger experiencia. Yo recomiendo ir a locales donde se organicensesiones de micrófonos abiertos, pisar muchos escenarios sin cobrar e ir actuando, actuando y actuando. Si la persona tiene talento se dará cuenta de que la gente se ríe más con ella que con otros, y que puede llegar a hacerse profesional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s