Santiago Posteguillo: “Yo reivindico el papel didáctico de la novela o del relato corto”

Texto Albert Roca. Fotos – Luis Serrano.

Santiago Posteguillo ha publicado su nuevo libro “La sangre de los libros” -Editorial Planeta- que sigue la estela del libro publicado hace dos años, La noche en que Frankenstein leyó el Quijote. Una vez más, Posteguillo, el autor español más vendido de novela histórica y autor de la Trilogía de Escipión y de Trajano, ‘abandona’ Roma y las aventuras de la época para invitarnos a un fascinante recorrido por las historias y los enigmas más apasionantes e insospechados de los libros y los autores más destacados de todos los tiempos. Anécdotas insólitas y significativas de la literatura contada como jamás habíamos disfrutado.

sp 21 copia portada 2

-¿La letra con anécdota entra mejor?

Pues buscar lo sorprendente, lo inesperado,  ayuda mucho a que la gente preste atención y se interese por un tema. Si encuentras enigmas, misterios relacionados con la vida de un gran escritor.  A partir de ahí los lectores te siguen de la mano y, con un poco de fortuna, es muy posible que lleguen a soltarse de tu mano para coger con sus dos manos un libro de ese autor, de esa escritora cuya vida les ha impactado. “La sangre de los libros”, mi último libro, intenta que muchos lectores me acompañen en este viaje sorprendente por la historia de la literatura para que luego se lancen a por las obras de los grandes maestros.

-En el libro hay 30 relatos, pero podrían haber muchos más ¿no?

Por supuesto. He seleccionado 30 escritores y escritoras que me apasionan. En un volumen anterior, “La noche en que Frankenstein leyó el Quijote” hay otros 24 relatos más y, viendo que esta forma de acercarse a la literatura gusta es posible que hay más relatos, porque escritores impresionantes y con ideas muy interesantes para comunicarnos hay muchos. Lo que pasa es que en esta vida acelerada es fácil olvidarnos de ellos. “La sangre de los libros” intenta ser una especia de memoria literaria.

C_ La sangre de los libros OKTD.indd

-Y ha sido complicado hacer la selección

No especialmente. He sido simple y llanamente subjetivo: he selccionado autores que me gustan. Muchos son indiscutibles (Shakespeare, Quevedo, Lope, Calderón, Balzac…), otros considerados menores por ser de géneros específicos, ya sea de aventuras (Emilio Salgari), de novelas de crímenes (Agatha Christie) o novelas históricas (Robert Graves, Víctor Hugo). Pero para mí todos ellos son magistrales.

-En el libro se ve una evolución desde Roma hasta la época contemporánea. Cuales son los hechos más comunes que se mantienen en las diferentes épocas.

Que todos los clásicos, ya sea Cicerón o Isaac Asimov, Séneca o ángeles Mastretta, describen cómo somos; presentan la naturaleza humana, hablan de cómo nos comportamos los unos con los otros y al mostrarnos tal cual somos nos hacen pensar.

Copy Luis Serrano(1) copia

-Hay un fundamento didáctico donde rescatas los “clásicos de biblioteca”

Totalmente. Yo reivindico el papel didáctico de la novela o del relato corto. Por supuesto, hay excelente literatura que no busca esa perspectiva didáctica, pero en mi caso me gusta que esté. Creo que así un lector tiene la doble satisfacción tras haber leído una obra como “La sangre de los libros” o una de mis novelas históricas, como “Los asesinos del emperador” o “Circo Máximo”, de que se han entretenido mucho y, además, han aprendido sobre historia, sobre literatura, sobre arte, sobre lenguas, sobre poesía…

-En los autores se ha dicho siempre que hay cosas autobiográficas, o deseadas. Uno de los hechos más evidentes el de la escritora Charlotte Brontë, con su amor no correspondido, que se explica en “Jane Eyre”.

“Jane Eyre” debería ser de lectura obligada para todo el mundo en algún momento de la vida. Es una lección de pundonor, de resistencia vital contra la calamidad constante y de triunfo conseguido manteniéndose la protagonista fiel a los valores de la nobleza de espíritu y del amor sincero. Es una lección de humanidad. Y sí, es autobiográfica en gran medida, sólo que Charlotte Brönte, que tuvo una de las vidas más tristes posibles, que los sufrió todo y que lo perdió todo, en lugar de hundirse y quedarse en una esquina llorando, se revuelve contra todo y contra todos y transforma todo su sufrimiento en una obra maestra de la literatura. El relato “cartas rotas” de “La sangre de lso libros” explica con detalle ese sufrimiento de la autora y su capacidad infinita de superación. Ojalá cunado lo lean vayan corriendo a por un ejemplar de la novela.

-Los autores que rescata tuvieron vidas apasionadas y novelescas como sus propios libros, como es el caso de Emilio Salgari o Allan Poe

En efecto: vida y literatura se cruzan constantemente en los relatos de “La sangre de los libros”. Pero es que la realidad es esa: los escritores vuelcan sus experiencias en sus obras constantemente. Leer “La sangre de lso libros” hará ver a muchos lectores como esta relación entre vida propia y poemas o novelas creados es mucho más intensa de lo que nunca imaginaron.

-Una de las peculiaridades del libro es el juego hacia el lector para descubrir de que autor se habla en cada capítulo. ¿No dar pistas ayuda a engancharse a cada vida, al margen de no saber de quien se trata?

Desde luego. Además se trata de un juego de pura técnica literaria creada por los propios Poe, Conan-Doyle, Bécquer o tantos otros maestros del relato corto. El la narrativa breve hay dos elementos que funcionan a la perfección: uno es la intriga, y de eso hay mucho en “La sangre de los libros”, y el otro es el humor, del que también hay algunas pinceladas en este volumen.

-Uno de los personajes más fascinantes del mundo de la literatura, en cuanto a los misterios, fue Ágata Christie. Que curioso destino el suyo, siendo asesinada

Asesinada, al menos durante once días. Es como si Agatha Christie hubiera muerto dos veces. Una en 1926, que es la que se explica en el relato “El asesinato de Agatha Christie” y otra ya bien entrado el siglo XX. Todo lo que sale en este relato está basado en realidad, aunque parezca imposible, pero es que Mrs. Christie era muy especial.

sp 22 copia

-Que nos puede decir de Lope de Vega. Uno de los capítulos mas apasionantes

Lope era inabarcable, irrefrenable, incontrolable. Y su pasión por las mujeres sigue fielmente lo que sugieren esos tres adjetivos. A partir de ahí, todo es posible. Lope nunca pensó, digámoslo así, que algo fuera imposible. Luego, tuvo la genialidad de contárnoslo en verso en centenares de obras magistrales de teatro.

-En el libro se hacen descubrimientos para muchos neófilos literarios como el de Vicente Blasco Ibáñez, con el boom que provocó “Los cuatro jinetes del Apocalipsis”, llevada al cine en Hollywood, y de la que explica el origen.

Blasco Ibáñes es uno de esos genios bastante olvidados hoy día y el capítulo “arma secreta” de “La sangre de los libros” busca, precisamente, hacernos ver que consiguió cosas inimaginables.

-De manera genérica, en los libros que escribe donde está el Santiago historiador y el Santiago narrador

El contenido de lo que cuento es, en gran medida, histórico, pero la forma en la que lo cuento, dónde empiezo, el punto de vista narrativo, los giros en el relato, todo eso es el Santiago narrador. Y tan esencial es lo uno como lo otro.

-Sus libros hacen que el lector se enganche enseguida, con esa literatura fluida

Porque busco siempre, por encima de cualquier otra consideración, entretener. Luego, sí, también el didactismo y, en ciertos momentos concretos, algo de preciosismo narrativo, pero eso es ocasional. Lo fundamental para mí es el ritmo narrativo.

-Cuando escribe en cierta forma también es lector?

Como decía Spielberg, que comentaba que él hacía ls películas que el gustaría ver, salvando en mi caso las distancias, yo también intento escribir lo que me gustaría leer. Y, desde ese punto de vista, sí, cuando escribo soy también mi primer lector.

-Para finalizar, que proyectos tiene actualmente, uno de ellos es finalizar la trilogía sobre Roma ¿no?

Sí, trabajo a destajo sobre la última parte de la trilogía de Trajano, pero será otro volumen de 1100 o 1200 páginas, de más de cien personajes que requiere un sobreesfuerzo que me llevara aún, por lo menos, un año más. Pero todo ese tiempo es para que cuando presente el libro a los lectores estos se entusiasmen una vez más con él. Ojalá lo consiga. Trabajo y cruzo los dedos. Lo escritores somos bastante supersticiosos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s