‘La Pringá’, la rumba de unas “superstar de polígono”

Texto Noelia Baldrich. Fotos Noelia Baldrich/La Pringá

Creían que tenían una cosa que contar y vienen dispuestos a compartir algo más que una entrevista. Estos grillos cantaores traen palabras que llenan de vida la cara y un manojito de brisas rumberas con músicos de primera. Sus temas transcurren por la calle de la alegría con el sentimiento que da la vida: toma que toma! Cantan a su paraíso las playas de Marte y sacan letras sin previo aviso. Unos trotamundos que salen en Renault 7 de La Llagosta hasta Marbella para pringarnos con el calor de su primer trabajo discográfico. Un EP de cuatro canciones de historias de corales que perfuman las esquinas de las calles y aunque no tengan suerte en amores, su arte no necesita de Las flores esas que lo ves to’ a colores. Sus cortes  hacen volar por nubes de felicidad y si el presente del indicativo del verbo amar les da motivos para llorar Con un pañuelo de lunares invocan a la Luna para que limpie sus penas y les marque el compás. No sabemos qué cuatro secretos guardan en su sombrero para traernos historias de personajes tan  irreales como la de Rafaelillo el tuerto, aquel Pirata de charcaverde que compuso el Blues de la Perrilla, pero sus ritmos siguen rulando allá por donde van. El próximo 14 de junio tocaran en Montgat y les aseguro que estos cuatro gatos callejeros les van hacer rumbear. Si Yo creía que no me iban hacer bailar después de saborear papas con choricito pero fue escuchar a la Pringá y  acabar de parranda rebentá.  Una banda de “superstars” con aires de “bordilleros de polígono”,  que se lo come to’: jazz, reggae, flamenco, blues, rock y que no ensaya ni por encargo: solo  unas palmas, unas guitarras, camisas de botones y a pringaos de rumbita hasta la madrugá.

La Pringá, presenta su primer disco abordo de un Renault 7. La imagen de la portada ya nos da las primeras notas de una banda formada por cinco músicos de La Llagosta, con raíces andaluzas que fusionan rumba, rock, blues, reggae y flamenco.
La Pringá, presenta su primer disco abordo de un Renault 7. La imagen de la portada ya nos da las primeras notas de una banda formada por cinco músicos de La Llagosta, con raíces andaluzas que fusionan rumba, rock, blues, reggae y flamenco.

Vamos a degustar el plato musical de La Pringá, ¿qué ingredientes lo hacen tan sabroso?

Alex: Lo que es nuestra música La Pringá tiene un poco de rock, de blues, de flamenco, un poco de rumba, siempre un poco más  rumba. Y la pringá como plato culinario un poco de choricito, morcillita…

Sois de La Llagosta pero vuestras raíces son andaluzas.

Alex: Sí, mi madre y su familia son de Sevilla.

Rubén: Mi padre también es de Sevilla.

Pani: Mis padres no, mi madre catalana y mi padre extremeño.

Aires del sur y rumbita catalana.

Alex: Somos andalanes.

Pani: Y rocieros

Rubén: O cataluzes, ja, ja.

Canciones de aires muy frescos, y una dedicada a Las flores “esas que lo ves to a colores”, ¿habéis necesitado de sus “propiedades” para componer?  

Pani: Ninguno necesitamos de esas flores.

Alex: Antes sí, evidentemente, pero la edad te va haciendo madurar…los 43 años que tengo ja, ja (bromea).

Abrís el EP con el tema que os nombra La Pringá.

Alex: Es un tema bastante autobiográfico, habla de historias que nos han pasado, de cuando fuimos a grabar la primera vez a casa de un amigo. Momentos que nos identifican, que nos han sucedido, es como un himno para nosotros.

Rubén: Nació en una fiesta, en una barbacoa.

 Rubén Calvillo a la percusión, Alex López, voz, guitarra y compositor y Pani a la guitarra flamenca durante la entrevista de promoción. Dos miembros más el bajista Txus y el percusionista Santy Serrano componen La Pringá.
Rubén Calvillo a la percusión, Alex López, voz, guitarra y compositor y Pani a la guitarra flamenca durante la entrevista de promoción. Dos miembros más el bajista Txus y el percusionista Santy Serrano componen La Pringá.

Y en medio del sarao surge la inspiración.

Alex: Mi cabeza está dando vueltas continuamente y  con el móvil voy anotando.

Cortes que vuelan por las esquinas de cualquier ciudad ¿qué historias te acaban pringando?

Alex: Cualquier cosa, cualquier momento es bueno para que te inspire cómo nunca sabes lo que te va a venir. Igual estás en el trabajo y escuchas una canción que te lleva algún momento de tu vida y eso te lleva a querer hablar de algo que tienes en la cabeza. Te vas inspirando con muchas cosas, hablando con una persona que te cuenta una historia. La cabeza da vueltas sin darte cuenta y vas escribiendo.

Una mezcolanza entre el mundo real e imaginario.

Alex: Sí me gusta mucho escribir cosas surrealistas, meterme en un mundo raro.

¿Cómo Rafaeillo el tuerto?

Alex: Habla de la gente que su vida se resume al trabajo y viene a decir que sería de él si viniera la muerte a llevárselo, ¿qué podría contarle si no ha hecho más que trabajar? El trabajo dignifica pero no alimenta nuestras almas.

Habéis alimentado este trabajo de cuatro temas pero tenéis unos cuantos más en la recámara.

Alex: Sí, los tocamos en los conciertos y más que tengo y voy escribiendo.

Cómo no tenéis suerte en amores, dedicáis un tema a destruir el lamento que se quedó adentro,  Luna.

Alex: Somos unos enamorados de la vida.

¿Alguno conjuga el verbo Amar en presente de indicativo?

Rubén: Sí, yo tengo novia.

Alex compone ¿la melodía corre a cargo del resto de la banda?

Alex: No, yo compongo el tema y pongo la melodía lo que es la armonía de la canción, luego nos juntamos y entre todos hacemos los arreglos.

Temas frescos y llenos de aromas callejeros componen el repertorio de La Pringá. Su primer trabajo discográfico es un EP de cuatro temas muy rumberos.
Temas frescos y llenos de aromas callejeros componen el repertorio de La Pringá. Su primer trabajo discográfico es un EP de cuatro temas muy rumberos.

Yo creía, qué bonito tema. ¿Cuántas cosas creías saber y no han sido como pensabais?

Alex: Han cambiado mucho las cosas, la verdad. De cuándo  empezamos a juntarnos y tocar nuestras canciones ahí en el polígono los tres a ahora, ¡puff!

¿Cuándo se coció La Pringá musical?

Pani: Toda la formación, ahora somos cinco –fichamos al bajista hace poco- unos meses. Los cuatro, hace un año.

Alex: Como formación hace un año y medio pero los temas tienen algunos añitos más. La Luna tiene siete años, Las flores, cinco y el de La Pringá tendrá un añito.

Rubén: Ese tema fue después de la maqueta.

La grabación fue en diciembre en los estudios Bucbonera Records (Caldes de Montbui) con Tomás Robisco, ¿qué tal la primera vez?

Alex: Muy bien, conocimos a Tomás a través de Chicho, guitarrista de los Mojinos Escozíos y nos aconsejó muy bien, porque Tomás es un tío muy grande.

Rubén: Grabamos cuatro temas porque la idea primera no era hacer un CD, sino hacer unas copias para entregarlas a las radios, pero como la gente las pedía acabamos por hacer el formato de un disco con su portada, contraportada, sus fotos, dedicación, y demás para  amortizar la inversión de la grabación. Sacamos 500 copias y en dos meses han volado.

¿Meterse en la bombonera sonora ha adulterado vuestra rumba callejera?

Rubén: Nosotros seguimos la misma filosofía.

Pani: No la podemos perder nunca porque es la que nos identifica como grupo, sino no seríamos La Pringá.

Alex: Ha cambiado en el aspecto de machacar un poco más los temas, ensayar un poco más, de tomarlo más en serio.

Duende flamenco que surge improvisado, ¿tanto como para ser una banda que no ensaya ni por encargo?

Pani: Es que no ensayamos ni a tiros. Bueno, ahora más desde que hemos grabado nos van saliendo cositas y hay que tenerlo todo bien preparado porque hacemos conciertos de hora y media, tocamos 16 temas y todo tiene que estar bien clavado, puedes improvisar dos canciones pero no más.

¿Al incorporar un bajo con Txus el paisaje sonoro se ha enriquecido?

Alex: Sí, le da un toque más rockero, diferente, muy bueno.

Presentasteis el disco el 6 de abril en el Centro Cultural de La Llagosta ¿pringaron muchos?

Rubén: No tengo palabras para describirlo, salimos al escenario y estaba la sala llena, gente conocida otros que no, gente joven, mayor…gente entregada.

Pani: Unas cuatrocientas personas, muy bien.

Pani, Santi, Rubén y Alex en una de las imágenes del EP. Un grupo que lleva la parranda allá por donde van y que actuarán este mes de junio en diferentes municipios catalanes
Pani, Santi, Rubén y Alex en una de las imágenes del EP. Un grupo que lleva la parranda allá por donde van y que actuarán este mes de junio en diferentes municipios catalanes

Ahora  este domingo en Barcelona en el Danzarama, el 14 de junio Montgat, 15 en Montornés, 16 en Sabadell…

Pani: Sí, y en septiembre volveremos a nuestro pueblo La Llagosta, en la Fiesta Mayor. En agosto posiblemente tocaremos en Santa Perpetua de la Mogoda.

Volando voy volando vengo, ¿vais así?

Alex: Sí, la verdad estamos en una nube de felicidad, esto no nos ha pasado nunca en la vida, te sientes feliz y realizado porque el trabajo que estamos haciendo tiene la posibilidad de ver la luz y eso se agradece mucho.

Pani: Y ves que a la gente le llega, y le gusta.

Os han comparado con los Delincuentes, pero en Yo creía me ha sonado a los principios de Melendi.

Alex: Hay de todo un poco, hay bastantes influencias musicales, siempre digo que uno hace lo que de verdad siente: puedo tocar una canción de Peret y él la canta con un sombrero de paja y yo con un sombrero de copa. Vas recogiendo estilos pero al final lo adaptas a tu personalidad.

“Camina deprisa y vive despacio”, ¿lo conseguís?

Alex: Hay que caminar deprisa porque no te queda otra,  siempre hay algo que te pisa los talones.

Rubén: Tenemos los pies en el suelo, aprovechamos todo lo que nos viene y con gusto. Esto es un sueño, vivimos el día día y mañana Dios dirá.

¿A alguno de vosotros el instinto le marcó el destino?

Pani: Desde que tenía seis años quería tocar la guitarra pero por circunstancias no empecé hasta los catorce.

Rubén: Alex y yo empezamos a la par, él tocando la guitara y yo el cajón con 18 años,  ahora estamos en los 25.

¿Qué dicen las jefas Matí y Cruz?

Pani: Son nuestras madres profesionales. Nos vieron actuar un día y apostaron ciegamente por nosotros, nos ayudan en todo sin pedir nada.

Ahora tenéis unas cuantas “pringas y pringaos” de vuestra música.

Pani: Sí, antes de grabar ya había alguna suelta, desde el principio. La novia de Rubén no se ha perdido ni un concierto.

¿Cuántos conciertos lleváis en este año de vida?

Rubén: Unos cuarenta.

¿La gente que quiera rociarse de vuestra música donde puede encontrarla?

Alex: En Facebook, donde hay vídeos, post, pueden solicitar la maqueta y con el tiempo podrán descargarla.

Rubén: Hay el correo:  lapringa.bordilleros@gmail.com en el que nos pueden escribir y pedir el disco.

Contraportada del disco de La Pringá, una banda que se define como “superstars, bordilleros de polígono”.
Contraportada del disco de La Pringá, una banda que se define como “superstars, bordilleros de polígono”.

“Bordilleros de polígono” qué glamur.

Alex: Sí, total. Es porque ensayamos sentados en una piedra en el polígono con nuestra cervecita.

¿Es en ese polígono dónde encontrasteis esa reliquia del motor, el Renault 7?

Alex: No, el Renault 7 es de Santi, el otro percusionista, que le gustan los coches antiguos y tenemos vídeos con el coche en marcha.

¿Creéis tener motivos que os permitan soñar en esta aventura?

Alex: Soñar hay que soñar cada día que te levantas sino para que te levantas.

Facebook: lapringá

twitter:@la_pringa

lapringa.bordilleros@gmail.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s