Pablo Alborán, íntimo y personal en ELLE

Pablo Alborán (Málaga, 1989) posa en un reportaje para el número de septiembre de ELLE y se confiesa en las páginas de la revista sobre su nuevo reto, la Gira por teatros, en la que ha querido estar más cerca de sus fans que nunca, y con la que pone rumbo a Latinoamérica y Estados Unidos: «Lo afronto con un poco de respeto, porque hace años que no voy a Estados Unidos y, sobre todo, porque es un mes y medio fuera de casa y me cuesta separarme de los míos. Es mucho tiempo sin un cable a tierra y subido en un avión cada dos días, pero el escenario me hace darme cuenta de que merece la pena».

El cantante explica además cómo ha retomado la ‘normalidad’ tras la pandemia: «Hicimos una gira en mitad de la pandemia muy rara, con reducción de aforo, sin saber lo que iba a pasar, con un disco en la calle que no podía defender, no podía viajar, no podía hacer entrevistas físicas, sólo por Zoom. Lo pasé realmente mal. Cuando acabó esa etapa y pudimos volver a salir, vi la necesidad de la gente de acercarse a los artistas y la mía de poder volver a mirar a los ojos al espectador».

Una normalidad que Pablo Alborán ha querido celebrar además con nuevo ‘single’, ‘Carretera y manta’, cuyo significado ha desvelado. «La canción surgió de un viaje con amigos, de esa sensación súper infantil de bajar la ventanilla del coche y hacer el imbécil con la mano, con el aire. De mirar por el retrovisor y ver una carretera que siempre es la misma. Esa sensación de escapada. De las ganas de pasarlo bien, de pasar página en cierto modo. Pero de mostrar también que soy un chico joven de 33 años al que le gusta pasárselo bien, bailar, salir, beber… Ese también soy yo. Es un homenaje a la amistad, es fundamental tener buenos amigos que te quieran bien», explica.

EXTRACTOS DE LA ENTREVISTA

  • «A veces se me olvida que soy artista y un personaje público, vivo los conciertos de ahora como los primeros y pienso que no va a venir tanta gente».
  • «Cuando empezamos a preparar esta gira por teatros, más íntima, al desnudo, sólo con un instrumento, creí realmente que iba a estar en peligro, que no iba a dar la talla, porque ahí se ve absolutamente todo. Si hay un fallo no hay nada que lo tape».
  • «No puedes gustarle a todo el mundo. Y al no pretenderlo, además, ya hay mucho ganado. Hago mi música en mi casa, en mi salón, en mi estudio. No hay nadie más que me condicione».
  • «Me gustaría ser actor, creo que es algo que siempre he sabido que estaba ahí y no lo he cultivado. Me he dedicado a una cosa que me apasiona, pero, de pronto, hace dos años me entraron las ganas de probar y empecé a estudiar Arte Dramático, y estoy súper feliz. Cuando canto sé que hay un conducto, un canal, por el que yo me muevo, me dejo llevar y me importa todo un carajo. Al principio, no lo encontraba en la interpretación, sentía todo muy forzado. Aunque lo he descubierto, un poquito, y ha hecho que me ponga las pilas a tope».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: