Elsa Pataky, Eugenia Martínez de Irujo y otras voces de la sostenibilidad, juntos en Harper´s BAZAAR

el

Texto – Redacción-Hearst. Fotos – Hearst.

Harper’s Bazaar España ha querido alzar la voz una vez más, lanzar un S.O.S. para concienciarnos de que no hay Planeta B y oír a aquellos que, con sus gestos cotidianos, proyectan un mensaje de responsabilidad, ética y civismo. Desde el activismo, las artes, la gastronomía, la agricultura… Solo hay un mensaje y es que la lucha debe ser más que una moda pasajera. Por eso, en el número de junio, la icónica cabecera ha reunido a grandes voces que luchan por una conciencia verde, el cuidado del Planeta y la sostenibilidad.

Nombres como el de la actriz Elsa Pataky, activista y naturalista, que ha querido posar para esta buena causa recordando la importancia del mensaje: «Nuestros hijos prácticamente aprenden sobre el cambio climático y la sostenibilidad desde que nacen. Yo cuando era jovencita era un problema que casi ni conocíamos, con los años hemos sido más conscientes y hemos recibido más información al respecto. Al principio no sabíamos qué pasaba, por qué somos los culpables, pero ha sido un proceso de aprendizaje e información, empezar a respetar y comenzar a hacer cambios radicales en nuestra forma de vida. Las nuevas generaciones son mucho más comprometidas y quiero pensar que tenemos esperanza, pero tenemos que hacer cambios rápidos y a tiempo».

La duquesa de Montoro, Eugenia Martínez de Irujo, aboga por algo esencial como es la adopción animal: «Es muy importante que las personas se conciencien en adoptar y no en comprar animales. Hay infinidad de animales abandonados que necesitan una familia y que sean queridos. Mi gran pasión es la naturaleza y los animales, no podría vivir sin ellos, tengo diez perros, cinco cerdos, cinco burros, dos ponis y dos gatos».

Desde el mundo de la agricultura llega Blanca Entrecanales, creadora del proyecto «de vida» Dehesa El Milagro. Su compromiso con el Planeta «procede en parte (también de mi responsabilidad como ciudadana) de mi vinculación a la empresa familiar, Acciona, donde he escuchado la palabra sostenibilidad aplicada a la generación de energía renovable, cuando esa palabra aún no existía en el lenguaje cotidiano», explica.

«La comunidad científica internacional ya ha hablado de Código Rojo para la humanidad, y creo que es muy importante ser conscientes de qué significa esto», asegura Eva Saldaña, directora de Greenpeace España, quien insiste en que las medidas para paliar esta situación «pasan por decir adiós a los combustibles fósiles para llegar a un sistema 100% renovable, eficiente y democrático, pero también por transformar nuestra economía y que la vida esté en el centro de todo, y no el dinero».

Para el laureado chef Eneko Atxa (3 estrellas Michelin, dos estrellas verde por su compromiso con la sostenibilidad, Premio Sol Repsol Sostenible y su restaurante Azurmendi fue nombrado como el más sostenible del mundo según The World’s 50 Best): «La sostenibilidad y el mundo de la alimentación van de la mano. De manera transversal toca nuestro día a día: hablamos de la pequeña producción, del sector primario, de los deshechos orgánicos, de cómo cuidamos nuestro propio entorno… No solo es importante el contenido, sino el continente, por eso trabajamos en torno a la experiencia Azurmendi de la manera más sostenible con paneles fotovoltaicos, geotermia con 18 perforaciones de 150 metros de profundidad para adquirir energía del subsuelo, reciclamos el agua pluvial, las tarjetas de visita son recicladas con semillas a punto de desaparecer…».

Por último, y no menos importante, también desde el arte se crea conciencia de respeto a la naturaleza. Clave ejemplo de ello es el gran artista Miquel Barceló, cuya última exposición, Kiwayu, en la galería Elvira González, es toda una inspiración de mar y tierra: «Estoy muy implicado en el cuidado y la protección de los océanos, ya ni recuerdo con cuántas asociaciones colaboro como la protección de tiburones, de los corales, de la posidonia… Es un tema muy preocupante como la sobrepesca o la contaminación de mares y océanos. Hace poco hicimos una diorina para ver la cantidad de microplásticos que tenemos en el cuerpo y absorbemos a través del pescado acumulándose en nuestro organismo, tanto como los metales pesados. Es urgente actuar y sí, efectivamente, mi discurso entra en relación directa con la sostenibilidad y el cuidado del Planeta».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s