«Series largas, novios cortos», de Juliana Abaúnza. Las series se parecen a la vida, ¿o es al revés?

el

Texto – Redacción-Planeta. Foto – Victoria Holguin Fotografia.

A todo el mundo le gustan las series. Vemos series, hablamos de series, recomendamos series, leemos sobre series. Hacemos maratones y nos enganchamos a sus historias hasta el punto de convertirlas en parte de nuestra propia vida. En espejo, terapia y consejeras.

Con un tono fresco y a la vez incisivo, Juliana Abaúnza convierte este hábito en una forma de escritura. Viendo Girls, su narradora vive el bloqueo de la escritora precaria. Con BoJack Horseman, regresan los demonios de las adicciones y de cierta relación tóxica. Volver a ver Sex and the City se parece solo a medias a ser soltera en Nueva York en la vida real. Gilmore Girls le ayuda a poner fin a una relación y empezar de nuevo. Y I May Destroy You, a hablar de sus propias situaciones de violencia sexual.

Así, fundiendo episodios narrativos con comentarios culturales, nos descubre de qué manera las historias que consumimos se parecen a las cosas que nos pasan, y al revés, como si la ficción fuera una secuencia de nuestra realidad y la realidad un invento colmado de ficción.

«A mis amigas siempre les digo: no repitan novios, repitan series. Así te hagan llorar, así tengan inicios prometedores y finales atroces, no te rompen el corazón (casi nunca). Lo que sí pueden hacer —o al menos lo hacen para mí— es levantar un espejo para entender lo que está pasando en nuestras vidas. Por eso escribí este libro.»

La autora

Victoria Holguin Fotografia

Juliana Abaúnza nació en Bucaramanga, Colombia, creció en Barrancabermeja y ha vivido casi toda su vida adulta en Bogotá, entonces no se siente realmente de ninguna parte. Desde hace casi diez años, escribe sobre televisión y cine para distintos medios de comunicación como El Tiempo, Publimetro, Diners, Shock, Avianca en revista, Volcánicas, Don Juan, Bacánika y Nómada, entre otros. Es capaz de identificar cualquier temporada de Buffy, la cazavampiros viendo el peinado de la protagonista. Es, también, cofundadora del colectivo feminista Viejas Verdes.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s