María Cantuel “Me encanta transformar personajes y construirlos desde diferentes lugares”

Texto – Albert Roca. Fotos – Nacho Pardo-Paco Navarro-Estanis Núñez-Juanlu López.

La palabra transformación podría definir un poco lo que es la actriz María Cantuel. Poder verla ya sea como Isabel de Portugal, de poseída en Víctor Ros, de policía Judicial en el personaje de Sonia en la ficción “Luna. El misterio de Calenda” o con aquella luz tan especial de Adela en “El Crack Cero”. Una inquietud y necesidad que le lleva a investigar más allá y a quererlo explicar a través de historias, que den lugar en un futuro a personajes tan maravillosos como los que ha interpretado.

© Nacho Pardo

¿Cómo fue todo el proceso desde que te llamaron hasta participar en “El Crack Cero” de José Luis Garci?

Primero me llamó mi representante y me dijo que quería verme Jose Luís. Leí el guión antes de ir y me fascinó. Al llegar José Luis me preguntó  que me había parecido el personaje. Y me dijo “Si te gusta es tuyo”. Adela es un personaje precioso. Areta muestra su lado más emocional cuando está con ella. Para mí era el universo Adela/Areta.

¿Y qué aspectos te gustaban más?

Es una mujer con su independencia, con su piso, su casa, en una época en la que algunas mujeres aún eran presas de las tradiciones. Fue un reto interpretar un personaje con tanta luz, ya que habitualmente estoy acostumbrada a otro tipo de personajes más complejos y traumáticos psicológicamente. 

¿Y en cuanto a la trama que destacas de “El Crack Cero”?

Es una película de cine noir, que mantiene características e incluso escenas que te recuerdan a los clásicos.  Con las compañeras  hablábamos que se están tratando también temas muy actuales, como el maltrato, el abuso a menores, la corrupción política…que son cosas que perduran en el tiempo desgraciadamente.

© Estanis Núñez

¿Y en cuanto al director José Luis Garci?

Garci es maravilloso, es magia. He tenido mucha suerte en los trabajos que he hecho pero nunca he sentido tanto silencio en un rodaje.  Es él el que lo produce. Hay un respeto, una admiración…. Como trata y cuida el actor. Me sentí muy acompañada. Recuerdo que en la última escena me dio la mano y me lanzó a la escena.

Yendo hacia atrás… ¿Qué te dice “La vida es sueño”?

Pues una serie de sensaciones encontradas. Fue la obra de final de carrera. Estuvimos representándola. Fui muy feliz haciendo “Rosaura” aunque tenía un deseo interno de querer hacer “Segismundo”. Hubo problemas con un par de personas de clase y la directora, y sentí bullying. Tuve la suerte de acabar la carrera y ponerme a trabajar y me encontré en el mundo real. Creo que aquello de alguna forma me preparó y enseñó, pero no se lo deseo a nadie. Y aprendes a confiar en ti. En estos trabajos se trata de trabajar en equipo, de compartir y cooperar juntos y eso no sucedió. Y lo de emociones encontradas también es porque que hace muy poquito que a mi abuela, en sus momentos últimos, le recitaba “La vida es sueño”. Que un mismo texto produzca dos momentos tan diferentes…

© Juanlu López

Has participado en el microteatro. ¿Lo recomiendas?

En el microteatro necesitas mucha verdad y has de salir a morir. Hay gente que en el microteatro vuela. Es una experiencia muy bonita. Y a mí en general me gusta tocar todo tipo de formatos, experimentarlos y ver qué te pasa allí. Y ver dónde estás más cómodo. ¿Lo recomiendo? Sí, recomiendo que cada artista se busque, se encuentre y se deje ser.

Una serie importante en tu carrera ha sido “Isabel”

Isabel fue un regalo de Juan León y Jordi Frades. Yo me incorporé en la tercera temporada con un personaje maravilloso en un arco que le pasaban doscientas mil cosas: me cortaban el pelo, paría, se moría. Aprendí mucho. Y además para mí es importante la investigación para ponerte en la piel y conocer personajes históricos. Para preparar el personaje de Isabel de Portugal contacté con un profesor de historia y había referencias en enciclopedias en portugués.

¿Y te llevaste alguna sorpresa en la investigación?

Isabel estaba muy bien cuidada con los historiadores. Al final son pequeños acontecimientos. Isabel muere en el parto y no sabía que quería meterse a monja. Yo lo desconocía.

Y cambiando de registro.. llegas a La zona

La zona fue un proyectazo para todos, del primer actor, actriz al último/a todos son brillantes. Cada palabra que se dice tiene mucha honestidad y verdad. Y mi personaje también era potente. Me rapé la cabeza.

© Juanlu López

Para tramas… las de Víctor Ros

Allí me quedé con las ganas de que desarrollaran más el personaje de Aurora en la segunda temporada. Era la hermana del personaje que interpretaba Esmeralda. En la primera temporada me fascinó la parte del principio por la trama de la posesión. Y es que me encanta transformar personajes y construirlos desde diferentes lugares. Y era una oportunidad para trabajar el cuerpo y hacer algo más loco.  Mi personaje acuchillaba al personaje de Alvaro Morte y ya que estaba poseída pedí saltar de la cama y me dejaron. ¿Te he dicho que quiero hacer terror?

En series como “Luna, el misterio de Calenda”, donde interpretaste a Sonia. ¿Qué recuerdos tienes de la serie?

El personaje de Sonia era una policía judicial muy exigente y eficaz. Tenía una trama que a mí me recordaba a Homeland, incluso algunas escenas muy parecidas. Tengo recuerdos maravillosos junto a Fran Perea, Dani Grao y César Goldi. Momento divertidos. Y momentos de mucha confianza con Belén Rueda y Olivia Molina. Tuvimos un gran equipo delante y detrás de cámaras.

¿El personaje cuanto más complejo mejor…?

No tiene por qué. A mí me gusta transformarme. Lo que creo es que los personajes te marcan cuando hay emoción y la historia te toca dentro. Es un conjunto de factores: guión, dirección, interpretación…  No importa lo complejo o sencillo que sea, si te emociona, si te mueve, si te hace pensar. Objetivo cumplido. Ser camaleónica es uno de mis objetivos en mi día a día y trabajo para ello.

© Paco Navarro

¿Y contar historias?

Precisamente estoy escribiendo ahora varios proyectos. Uno es una serie de terror con un compañero maravilloso y talentoso. Me gusta contar historias, emocionar y generar preguntas. Me encanta el comportamiento humano, saber porque hacemos lo que hacemos. Intentar ver más allá de las máscaras… Toda esa parte va muy conmigo. El arte puede llegar a ser sanador y transformador, además de entretener y divertirnos.

Para finalizar. ¿Tienes algún referente o gente que admires en particular?

Las referencias son la gente que admiro en lo personal y en lo profesional. En España hay grandes compañeras. Te podría citar a Nathalie Poza, Vicky Luengo, Ana Rujas, Susi Sánchez, Bárbara Lennie, Marina Salas, Esther Ortega, Clara Lago, Aïda Folch, Verónica Echegui. Todas ellas son muy camaleónicas y capaces de hacer trabajos muy complejos. Son mujeres muy talentosas y creativas. También son referentes Phoebe Waller-Bridge, Michaela Coel, Michelle Williams, Kate Blanchet, Cari Muligan, Meryl Streep, Marion Cotilllard, See Seydoux…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s