Entrevista a Roma Calderón: ‘La transformación del público, cómo entra y cómo sale, eso es un regalo’

Texto y fotos: Pollyana Hernández. Entrevista realizada en la Sala Aquarella 15.07.’21

Barnafotopress ha tenido el placer de entrevistar a la polifacética Roma Calderón, quién actualmente se encuentra en Barcelona, (y dónde estará todo el mes de julio); concretamente en la Sala Aquarella con una producción de Anexa que se llama ‘The Lovers’. Se trata de un espectáculo de ‘Nu Cabaret’ escrito por ella misma. Quien es una artista super divertida que desprende mucha energía positiva y que tiene siempre una sonrisa que regalar, además por supuesto, de su enorme talento. Es gatuna, es Roma, canta precioso y es ‘Lover’.

Actriz, cantante, show woman, directora, cabaretera, ¿qué más eres? <<risas recíprocas>>

Como llevo más de 30 años de profesión y me he permitido ser caleidoscópica y experimentar, soy muchas cosas dentro de esta profesión. Me he desarrollado como diseñadora de vestuario, como coreógrafa, como bailarina, compositora, cantante, actriz, directora escénica, productora, gestora cultural… <<risas>>


¿Has estudiado en algún sitio para aprender todo esto? 

Sí, soy licenciada <<imitando el acento mexicano:>>‘lisensiada’ <<risas mutuas>> en arte dramático. Antes de hacer la carrera empecé a investigar. Lo primero que hice fue bailar. Lo segundo fue aprender a tocar un instrumento y estudiar música y cantar. Después hice la carrera y le sumé todo lo que ya había estudiado. Y en la carrera me di cuenta de que necesitaba levantar mis propios proyectos, con lo cual me convertí en productora de   mis proyectos. Como estos son muy personales, empecé a escribirlos y a dirigirlos.

Qué chulo! ¿De dónde eres?

De Madrid.

¿Ahí empezaste tu carrera?

Empecé a investigar en Madrid. Porque empecé cuando era menor de edad a bailar. Y también estudié música cuando estaba en el cole. Ya de adulta me di cuenta de que necesitaba una formación más compacta y me fui a Sevilla al Centro Andaluz de Teatro. Y ahí fue dónde hice la carrera. Y luego ya no paras de estudiar, hice cursos de doblaje, guión para audiovisual, montaje…


En cuanto al espectáculo ¿No es la primera vez que presentas ‘The Lovers’, ¿A qué otros sitios ha llegado?

Buff! Es que llevo 8 años haciendo ‘The Lovers’ y ha estado por casi toda la geografía española. Me faltaba Cataluña y aquí estoy, sí. Ha estado en México, durante 4 años que he estado yendo y viniendo; en Nueva York y en Francia.


¿Qué tal la acogida en estos países?

Pues mira, en México me hacen la ola, no es por nada <<risas>> les encanta el trabajo, les encanta el discurso. Hay una tradición larguísima de Cabaret además, pero no hay tradición de ‘Nu-Cabaré’ que es lo que yo hago, que es un cabaré de autor y contemporáneo. Entonces, por un lado despierta mucha curiosidad, el público se queda muy perplejo, pero cuando ya entiende el código entra directamente. Les encanta. Y llevo cuatro años yendo y viniendo, me lo piden y voy a festivales, super contenta. En Nueva York son super gamberros y les encanta todo lo que sea rozar lo no permitido, y el Cabaret está en ese universo, funciona muy bien. En Francia fue raro, fíjate, y mira que también tienen tradición de Cabaret, pero tradición de otro tipo de cabaret, que es menos comprometido. Tiene mucho más que ver con el ‘Music Hall’ que con el Cabaret con un discurso crítico. Es más musical y más festivo. Que ‘The Lovers’ es muy festivo, pero tiene un discurso profundo super bestia de igualdad, de feminismo…

Era la siguiente pregunta que te iba a hacer, de qué trataba ‘The Lovers’

Es un homenaje a los y las amantes que he tenido en mi vida que me han hecho crecer y me han hecho convertirme en quién soy; porque toda persona que pasa por tu vida te hace evolucionar. Es un ‘Gracias’ como una casa y con… más bien sin su permiso, hablo de estas personas <<risas mutuas>>. Pero sobre todo, lo que intento contar es que hay muchas maneras de entender el amor, hay muchas fórmulas a la hora de entender las relaciones; si esas fórmulas están pactadas y aceptadas por las partes, están bien, están todas bien si se hacen desde el respeto y desde el amor. Es un poco lo que cuento y la conclusión es: ‘Dejaros de tonterías, que nos han diseñado para amar. Tener menos miedo al dolor, a la decepción y tiraros a la piscina, porque toda historia te hace crecer. Eso es la vida, es un contenedor de historias.


Aparte de lo que me acabas de decir, ¿reivindicas alguna causa en específico con ‘The Lovers’?

Salen muchas cosas a colación, porque habla justo de la libertad a la hora de elegir cómo manifiestas tu manera de amar. El feminismo está encima del escenario todo el tiempo. Ya que es una mujer quien habla en primera persona con muy poca vergüenza y muy pocos pelos en la lengua sobre todas las opciones que ha probado a la hora de relacionarse libremente. Entonces hay un discurso feminista muy potente, aunque no se note, que para mi es lo más interesante, que no es panfletario, sino que la gente se lo come, se lo ríe, se lo baila y se lo lleva, <<risas>> y hablando de esas mismas libertades, claro, también entra el colectivo LGTB, porque yo no me manifiesto como persona LGTB, me manifiesto como persona que ama simplemente. Y en mi vida han pasado diferentes géneros y no tengo ningún problema ni en decirlo, ni en compartirlo, pero tampoco es panfletario, no es un espectáculo que reivindique la visibilidad LGTB, no, porque está ahí, o sea, la llevo puesto, entonces ya se ve <<risas mutuas>>.

¿Hay algo que te guste más en particular de este espectáculo?

Me gusta cómo el público entra al principio con mucho pudor y con mucho miedo de ‘a ver qué me va a hacer esta chica’ <<risas>> y cómo acaba totalmente desnudo en el alma. Hay una canción casi al final ‘Paranoia’, que esto me lo hizo notar un amigo. Me dijo: ‘Tía, es que tu no te das cuenta que estás haciendo el espectáculo, nos estamos riendo contigo, nos estamos emocionando y llega ‘Paranoia’ y el público entero se desnuda, te enseña su alma’. Porque lo que cuenta esa canción lo hemos vivido todo el mundo y se te abren las carnes. Aparte que el tema, no es por nada, pero es muy bonito <<risas>>. Pero la transformación del público: cómo entra y cómo sale, eso es un regalo. Y me da la sensación de que estoy haciendo bien mi trabajo. Porque al fin y al cabo, quienes nos subimos al escenario tenemos una responsabilidad. Somos comunicadoras, elaboramos un discurso que va a servir para alimentar al público que nos está viendo. Y yo siempre tengo mucha conciencia y mucho cuidado con lo que digo, porque el ser humano está en continua evolución. Y si yo tengo este trabajo, que guay que pueda sumar ¿no? Que pueda abrir la cabeza, abrir el corazón, abrir las piernas <<risas mutuas>>.


¿El guión, Roma, es tuyo?

Sí.

Me lo he imaginado, por todo el ‘background’ que tienes detrás, pero tenía que preguntarlo <<risas mutuas>> ¿Los números son los mismos, los que presentas aquí en Barcelona que en otros sitios?

No. En 5 años este espectáculo ha tenido un montón de transformaciones. Empezó siendo un espectáculo para un restaurante que tenía 2 descansos y duraba dos horas.


Eso ¿dónde? 

En Madrid. Después de los 3 meses de estar programada en ese restaurante pasé a café-teatro, le mantuve los dos descansos, pero quité números porque el público ya no estaba cenando, estaba bebiendo. Y tienen otra actitud. Entonces metí números un poquito más canallas. Después lo transformé para meterlo en sala de teatro; le dejé un solo descanso, acorté la duración y me di cuenta de que había números que no funcionaban por la manera que tiene el público de entender el trabajo cuando está en un teatro. Se le tiene un respeto a la persona o la pieza que está encima del escenario que en un bar no se le tiene. Entonces había números que en los bares  funcionaban y en el teatro no. Porque faltaba esa pizca de falta de vergüenza o falta de respeto. Lo sustituí por otros que les venía muy bien ese respeto, por contra. Y lo que he traído a Barcelona es un híbrido <<risas>> de todo esto. Porque la sala también es un híbrido. Es una mezcla de café-teatro y de teatro. He incluido números que funcionan en café-teatro y números que funcionan en teatro.


En cuanto a los países ¿Qué diferencia notas más entre ellos? Que hayas tenido qué cambiar algo, como por ejemplo:  ‘funciona más esto en Estados Unidos, pero no me funciona en México, o al revés, o en Francia. Hay algo diferente entre las culturas? Porque son muy diferentes las 3.

Sí. Igual que también hay cosas que funcionan siempre en todos los países, que tiene que ver con reírse de una misma <<ríe>>. Eso es necesidad, lo que hay en todas las culturas, de levedad, de quitarle peso a la vida. Entonces cuando alguien se pone en evidencia encima del escenario y es capaz de reírse en directo de ella misma, ¡ay! el público se relaja una barbaridad, maravilloso. Eso funciona en todos los países. En México funciona muy bien el discurso feminista. ¡Ah! No sabes lo bien que cae. Me doy cuenta que, depende de qué países, las libertades de depende qué colectivos están en un lugar o en otro. Y en España hemos conseguido ciertas cosas las mujeres, que a lo mejor en México están todavía en ese trabajo. Entonces, cuando llega alguien y dice: ‘que sí, que se puede, que se consigue y mola’ <<ríe>> lo agradecen mucho porque están en esa lucha todavía. En Estados Unidos lo que mejor funciona es el punto canalla, gamberro, bandarra, ese és el que funciona sí o sí. Y en Francia funciona mucho más lo intelectual. Fíjate, lo estoy pensando ahora, mira que he dicho antes que los espectáculos de Cabaré en Francia son mucho más ligeros, pero los chistes que mejor funcionan, de los míos, son los que tienen un fondo intelectual. Que bien. Mira, lo estoy pensando sobre la marcha <<cara de reflexión y una sonrisa>>.


Por qué elegiste el género de Cabaret?

Porque me permite meter todo lo que he aprendido y todo lo que soy. Porque me permite ser caleidoscópica, precisamente. Porque en cualquier espectáculo de teatro de texto no puedo cantar, no puedo bailar, hay cuarta pared. El Cabaret tiene que ver con mi manera de entender el espectáculo y tiene que ver con lo que soy. Porque creo que he nacido cabaretera, tía.


Te gusta interactuar ¿no?

Me encanta <<carcajadas recíprocas>>.

Ese ‘Nu Cabaret’, explícamelo un poco más.

No se si recuerdas en los 80’s, esto lo utilizo siempre porque quien lo conoce lo agarra rápidamente. En los 80’s sucedió una cosa con el Jazz, mucha gente en todo el país lo cogió y lo empezó a mezclar con las nuevas tendencias musicales de ese momento. Con el ‘House’, con el ‘Acid’, con la ‘Electrónica’. Y apareció el ‘Nu Jazz’. Eso es lo que yo hago. Es Cabaret, no deja de serlo, tiene todos sus componentes, pero está actualizado. Le he pegado las cosas que hoy en día nos rodean, como música electrónica, maquinicas encima del escenario: la pedalera, un discurso totalmente actual que se va renovando. La estética no es la típica del Cabaret clásico, no hay ni una lentejuela en mi vestuario, por ejemplo. O sea, todo lo que se asocia al Cabaret lo he revisado. Y me di cuenta, sobre todo, yendo a festivales internacionales que no soy la única que entiende el Cabaret de esta manera. Me di cuenta de que es un movimiento. Igual que la danza contemporánea llegó un momento en el que había brotes en muchos lugares del mundo, me di cuenta de que pasaba lo mismo con el ‘Nu Cabaret’. Es un Cabaret de autoría absolutamente. Se habla en primera persona. No hay construcción del personaje, no hay transformismo, no hay personaje externo que me pego, sino que, quien sube al escenario habla en primera persona, que es muy arriesgado. Porque realmente, yo lo digo siempre, que enseño las bragas y el alma; porque lo que estás viendo encima del escenario es el alma de Roma Calderón. Eso es ‘Nu Cabaret’.


¿Y, cómo es que cantas tan bien?

¡Ah, <<emocionada y risueña>> ¿Y tu, cómo eres tan linda? <<risas y carcajadas mutuas>>. Pues fíjate que me ha costado mucho. Y todavía cuando me lo dicen hago como ‘ah, ju, uy, ¿en serio?’ Porque yo me he metido a hacer música hace muy poco. LLevo haciendo música toda la vida, pero mi música arriba del escenario hace muy poco que está y siempre al servicio de un espectáculo. Hay gente tan buena haciendo música, que me da apuro, porque yo no tengo una formación musical. He estudiado, sí, he estudiado solfeo, toco el laúd, he estudiado canto, he cantado en coros, he sido orquestera mucho tiempo. ¡Anda! Otra cosa más a la lista, que ya era grande <<risas mutuas>> Y he cantado desde que era chica. Te digo que esto es algo natural en mí. Cuando iba al cole, con mi madre, ay, que me está viniendo la cabeza; íbamos en el metro para ir al colegio, yo entraba en el vagón, veía todo el metro lleno de gente y yo sentía que tenía público. Entonces, me iba a en medio del vagón y cantaba para mi público. ¡Qué bien, por favor! <<risas mutuas>> ¡Y la gente me daba dinero! <<más risas y carcajadas>>.


Una emprendedora desde entonces. ¿Y la mama, qué hacía?

Mi madre me decía: ‘¡Devuélvelo, devuélvelo, anda, devuelvelo!’ Y yo decía: ‘¿Por qué? Si me lo han dado a mi <<carcajadas>>.


Es que claro, en el espectáculo cantas muy bien y aparte cuéntame un poco de aquella maquinita que va contigo a todos lados, la pedalera que le dices tu, que és una ‘Rever’ ¿no? 

No es una ‘Rever’, la ‘Rever’ es un efecto que se le pone a la voz, que reververa, que le da como un eco. La tuya como que repite. Lo que yo utilitzo es un ‘Looper’. Bucle en castellano, bien. Se le llama ‘pedalera’ porque es un pedal, como los pedales de guitarra para poner efectos. Esta está especialmente diseñada para grabar, entonces lo que hace es que grabas una pista y sobre esa pista puedes seguir grabando infinitamente lo que tu quieras.

Porque comienzas, se escucha una voz, la grabas, luego haces otra voz, la grabas, haces otra voz… y aquello suena como que son, no sé, 5 Romas ahí cantando.

Sí, y además me viene muy bien porque me ahorro ir con banda, la banda soy yo <<risas mutuas>>. Sí, y queda super armonizado. Sí, y para mi ha sido un descubrimiento, yo no había trabajado nunca con pedalera hasta hace 8 años.

¿Cómo la descubriste?

Me la regaló una amiga. Me dijo: ‘Esto a ti te va a venir fenomenal, toma’. Es que yo me quiero comprar una <<risas mutuas>>. Toda persona que lo ve, la quiere. Te lo aconsejo, eh, es divertidísimo. Ahora, se lleva horas, eh, hasta que le pillas el rollo…

Es lo que te iba a preguntar, aquello de ir contando, ¿cómo lo haces? Porque claro, tu vas hablando y vas contando y cantando.

Sí, yo creo que eso lo tenía ya ejercitado porque como en todo lo que hago de música grabada, enlatada, estoy cantando y en los espacios musicales voy hablando, mentalmente no dejo de escuchar la música y saber lo que dura, para volver otra vez a cantar cuando toca cantar. Entonces ahí hay un músculo que ya está desarrollado. 

Pero mucho <<risas mutuas>> O sea, te la regalan, y tu ¿cómo decides incorporarla al espectáculo?

No estaba montado ‘The Lovers’, me regalan la pedalera, me pongo a jugar y me doy cuenta de lo flipante que es y de lo divertido que és y de lo teatral que és al mismo tiempo. Porque no es solo musical. Puedes generar ambientes sonoros. Hay un número que aquí no he metido porque funciona en bares , pero no en teatros, y armo una canción con texto. Estoy contando y mientras estoy grabando, y cuando termino de grabar la canción que canto, que no se cómo se titula <<la tararéa>>. Es ‘I can’t take my eyes off you’. Y se hace todo sobre un lecho de texto que mientras iba contando la historia iba grabando. Es flipante lo de la pedalera.


Pero no me has contestado =( Ah, ¿cual era la pregunta? ¿Cómo es que decidiste, tipo ‘ah, esto me lo llevo al espectáculo’? Ah. Yo estoy emocionadísima e intrigadísima como puedes ver <<risas mutuas>>.

Pues mira, porque empecé a montar este show, ya había empezado a investigar con la pedalera en casa y tenía canciones escritas que no me había atrevido a levantar, por lo que te decía antes, que me sentía una intrusaa dentro de la música; y dije: ‘bueno, voy a probar a ver si las levanto con el ‘looper’, a ver qué tal quedan’. ¡Jo, que he grabado hasta el disco y todo! <<carcajadas>>.


Roma antes de ‘The Lovers’ ¿Qué hacías?

Uf, que es lo que no hacía (risas mutuas). ‘The Lovers’ forma parte de una trilogía.Lo que pasa es que ‘The Lovers’ ha sido una bestia que me ha superado. O sea tengo una vida… este espectáculo ha tirado de mi de una manera… Pero después de ‘The Lovers’ hay otro espectáculo que se llama ‘Apasionata’ que es un alegato a vivir de forma apasionada, a la entrega absoluta a la pasión. Y antes de ‘The Lovers’ está ‘Bárbara’, son todos unipersonales, musicales, cabareteros. ‘Bárbara’ fue el primer experimento unipersonal y musical que hice hace un montón de años. Reivindica la libertad en las mujeres a la hora de decidir lo que les de la gana en su vida. O sea, son tres espectáculos muy feministas en realidad, que van en la misma línea. Y antes de la trilogía hice montón de espectáculos de cabaré en compañía de más gente. He hecho mucha tele, mucha tele en directo, he hecho radio, series, he bailado en compañías de baile de salón, yo que sé… he estado en orquestas, es que son muchos años dedicándome a esto <<risas>.


¿Estabas dirigiendo una obra hace poco?

Sí, justo antes de venir estaba dirigiendo una pieza que ha quedado muy bien. Ha sido un trabajo muy bestia, para ‘Factoría Echegaray’. El Teatro Cervantes de Málaga tiene un programa maravilloso: todos los años producen,  creo que 8 espectáculos. Hacen una selección después de abrir una convocatoria. Yo presenté un texto con una propuesta de dirección; la seleccionaron y la acabo de estrenar el mes pasado en Málaga. Una pieza sobre Victoria Kent, que es una mujer de la república española que era compañera de Clara Campoamor, quien defendía el voto femenino y Victoria Kent no. Y dices tu: ‘¿cómo es posible?’, porque era feminista, lesbiana, además tenía el paquete completo: republicana, la primer abogada de España y la primera mujer que abrió un bufete de abogados en España, una revolucionaria total. Y se negó al voto femenino porque decía que lo primero que había que hacer era educar a las mujeres para que quienes votaran fuera ellas, no que sirvieran como instrumento de sus maridos y de sus curas. Y efectivamente, votaron las mujeres, perdió la república y ganó la derecha. ¿Quién votó? ¡Ajá! Ahí lo tienes <<risas>>. Había que educarlas, tenía razón,<<risas>>. Y el espectáculo se llama ‘La verdadera identidad de Madame Duval’.


¿Tienes algún proyecto después de ‘The Lovers’?

Uy, tengo millones de proyectos, si lo que no tengo es tiempo. <<risas>>.

¿Alguno más aterrizado?

De momento voy a descansar. Importante. Muy importante porque dirijo un festival de Cabaret que hice en marzo, después del festival en Sevilla me fui a Málaga y dirigí ‘La verdadera identidad de Madame Duval’, de ahí me he venido a Barcelona a hacer ‘The Lovers’. Así que agosto me lo voy a pasar entre mis plantas y mi gata.


¡Ay, qué bien! Y tienes una gata.

Tengo una gata, soy gatuna.

¿Cómo se llama?

Se llama Irina Baryshnikova y tiene toda la cara de Hitler <<risas recíprocas>> te lo juro. Es blanca y tiene medio flequillo negro y bigote negro. Es adoptada y cuando la vi dije: ‘te voy a poner un nombre ruso pa’que se fastidie tu padre, a ver cómo lo lleva’ <<risas y carcajadas mutuas>>.

Tu nombre, ‘Roma’ ¿Es tu nombre?

Sí, es mi nombre, muy bonito, me lo puse yo, eh, me lo he cambiado, pero me lo he cambiado legalmente. ¡Anda! Sí, desde hace como 15 años ya más o menos me llamo ‘Roma’.


¿Y podemos saber cómo te llamabas antes?

No es importante <<risas mutuas>> ‘Roma’ es precioso, la verdad. A que sí? Mucho. ¿A que sí? Sí. Sí. <<risas otra vez>>

Roma

¿Sí, corazón? Muchas gracias. A ti. Ha sido un placer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s