Jonathan Maravilla Alonso: “La vida es una competición diaria”

el

Texto y Fotos – Albert Roca.

Por su modestia está bien lejos de su sobrenombre de “Maravilla”, pero lo cierto es que lo es. Pocas veces nos podremos encontrar a un ganador nato en el boxeo, luchando por su sueño de ser actor, con marca propia, y con tatuajes que llevan muchas personas con sus lemas. Jonathan Maravilla Alonso es además un motivador. Y siguiendo su gran pasión por el boxeo, después de cada victoria hay una nueva victoria, y después de cada KO puede haber también otra victoria. Campeón de España, olímpico, se convirtió en el primer boxeador español en pelear en el Barclays Center de Brooklyn y en pocos meses lo podremos ver en la nueva serie de Netflix “Bienvenidos al Edén”.

© Albert Roca

¿Cómo llegas al boxeo?

Yo había practicado diferentes deportes pero entré en el gimnasio y fue adictivo. Se me dio especialmente bien, y al año de practicar me fichó la selección española. Me mudaron de Asturias a Madrid, y me propuse ser campeón nacional y el sueño olímpico, que pude hacer posible.

Tienes unas cifras espectaculares en cuanto a victorias

En boxeo amateur 110 combates con 100 victorias y en España solo perdí una vez cuando era pequeño. Y en el Campeonato de España 19 victorias y una derrota.

¿Cómo llegas al “sueño americano”?

Siempre has soñado de que estás en un gimnasio de un barrio, jugar en los Juegos Olímpicos y el sueño americano de competir en el Barclays Center. Me propuse ser el primero y conseguí el primer contrato en Estados Unidos, Primero estuve en el Times Square, después el Barclays Center -el nuevo Madison Square Garden, y de nuevo di un nuevo impulso a mi carrera.

© Albert Roca

¿Y en general recomiendas el boxeo?

Claro que sí. Ahora está muy de moda y cualquier persona puede practicarlo. En nuestro gimnasio tenemos más de 100 niños, y se inculcan valores como el del respeto al compañero, la puntualidad y otras cosas. No es todo golpearse. Te preparas muy bien físicamente.

¿Y el deporte en general?

El deporte es salud. No recuerdo nunca que no haya hecho deporte y recuerdo como mis entrenadores me obligaban a mas de 15 dias de descanso para que el cuerpo recuperara y me sentía mal conmigo mismo. Me obligaban porque entrenábamos a un nivel altísimo. Todos los días entreno.

¿Hay mucha incertidumbre cuando subes al ring?

Influyen muchísimas cosas. Puedes estar en la mayor forma de tu vida, estar ganando durante 11 asaltos y te llega una mano y te vas al suelo en el último segundo. Y eso es duro, o un aliciente para el contrario. Porque eso puede pasar. Esto es lo bonito del boxeo.

¿Y después de perder que pasa?

Siempre que subo a un ring sale la posibilidad de perder, aunque esté acostumbrado a que eso no pase. Yo era invicto hasta hace poco y perdí. Había sido un combate igualado y el cinturón de campeón se lo llevó otro. Y no pasa nada. Hay que seguir de nuevo y subir al ring más veces. 

© Albert Roca

¿Cuando llega la interpretación?

Yo hice teatro en el instituto. Y te voy a contar un secreto: yo hacia teatro para que me sacaran de matemáticas… jejeje, y vi que me gustaba.  Lo ignoré totalmente, ya que estaba muy metido en el boxeo. En ese proceso mi representante Javier Manrique me habló de un casting para una peli de Bollywood donde me cogieron. Era un pequeño papel pero la experiencia que tuve en Túnez fue extraordinaria. Me gustaba pero en esos momentos mi carrera como boxeador iba como un avión. Fui al casting de Palmeras en la nieve pero estaba entonces en los combates del Barclays Center de Nueva York. Y a la vuelta surgió la propuesta de participar en la película El Rey de la Habana de Agustí Villaronga. Fue fantástico la acogida en el Festival de San Sebastián, la Concha de Plata que ganó, la nominación a los Goya, y cada vez me gustaba más.

… hasta dar un salto bien “gigante” con Gigantes…

Me llamaron para la serie Gigantes de Enrique Urbizu, en Movistar+. El rodaje fue impresionante, con peleas clandestinas, pegando tiros. El resultado fue espectacular pero quería cambiar un poco de registro de no ser un boxeador-actor. Por la pandemia mi carrera deportiva se paró en seco y llegó al casting de Bienvenidos al Edén, una nueva serie de Netflix, con gente joven. Y nos confirman que estamos dentro de la serie y feliz hasta hoy.

¿ Y fue un sueño para ti?

Sí porque actualmente Netflix lo tiene todo el mundo. Es el nuevo Hollywood. Ese era el objetivo, para llegar al top. Y esto era una motivación extra. Un dia te levantas por la mañana y ves que su cuenta de instagram te está siguiendo,y rodar con actores que admiro y aprecio como Amaia Salamanca, la estrella mexicana Belinda Pop, Lola Rodríguez, Berta Vázquez…. 

Das conferencias motivacionales. ¿Cómo surgieron?

La vida es una competición diaria donde cada dia tienes que superarte al yo de ayer. Al volver a mi cuidad de Avilés el profesor de Religión Pedro, donde yo estudiaba, me propuso ir al colegio y que les contara a los chicos de segundo y tercero de ESO mi experiencia. Estaba en mi misma clase, con mi mismo profesor… Y le dije a un alumno “¿Ves donde estás sentado? Yo estaba allí”. Flipaban…. Y vieron que en el lado derecho estaban mis iniciales. Y les dije: “Yo estuve aquí y lo que yo he hecho también lo podeis hacer vosotros”. Empecé a ir a universidades a dar charlas de motivación. Mi objetivo es estar en el ciclo de TED, charlas de motivación para gente muy influyente. El mensaje que quiero inculcar es que cuando quieres cumplir un sueño siempre te va a ver gente que te dirá que no lo harás, ya que no son capaces de cumplir los suyos.

Y tienes una marca de ropa propia

Sí y se tatúan mis frases. Mi logo es “Duerme para tener tus sueños y despierta para hacerlos realidad”. Esto está patentado. Y ver que muchas personas se tatúan mis frases me llena y me motiva.

© Albert Roca

Eres modelo de marcas importantes

La marca que escojas ha de representar los valores que tienes: seriedad, responsabilidad, motivación, alegría….

También eres muy solidario

Colaboro con el cáncer infantil y la leucemia de los niños. Si todo el mundo lo hiciera estaríamos en un mundo mejor. El 15% de los beneficios de mi marca van para los niños, y organizo torneos. Un par de veces al año vamos a los hospitales para darles un poco de felicidad. Se lo merecen todo.

En tu aprendizaje. ¿Qué consejos te da tu representante Javier Manrique?

Me ha dicho siempre que disfrute de la experiencia, que valore donde estoy. Me motiva a ser yo mismo: el Jonathan sonriente que consigue ganarse a la gente y que aprenda de mis compañeros, como lo que está pasando con el rodaje de Bienvenidos al Edén.

¿Para finalizar… sueños por cumplir?

Unos cuantos. Pero mira… me encantan las pelis de Rocky, especialmente las últimas de Creed. Hacer una película similar, conmigo de protagonista, seria un sueño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s