Elle. En exclusiva Eva Herzigova, la sonrisa eterna

el

Texto – Redacción-Hearst. Fotos – Hearst.

Eva Herzigova deslumbra en la portada del número de enero de ELLE. La top checa, ejemplo de independencia y culpable de algunas de las campañas publicitarias más impactantes de los últimos 25 años, protagoniza un espectacular shooting y una entrevista en la que se muestra tal y como es: espontánea, familiar y muy positiva.

La modelo, que irrumpió en la escena fashion después de que lo hiciesen Naomi Campbell o Linda Evangelista y antes de la aparición de Kate Moss o Shalom Harlow, insiste en la importancia de mostrarse agradecida y cree que sonreír es uno de los hábitos fundamentales para ser feliz. Además, asegura que la crisis provocada por la pandemia la ha motivado a creer con más firmeza en sus valores y a dar prioridad al tiempo que pasa con sus seres queridos. «Creo que la situación por la que estamos pasando nos ha obligado a parar a reflexionar sobre el trabajo, la paternidad, la amistad, la forma en la que vivimos y nuestras preferencias», subraya.

Durante la entrevista, Herzigova se autodefine como una «supermadre» que siempre intenta «encender» sus «pensamientos positivos», como una persona «aprensiva y honesta» que ha sabido aprovechar las oportunidades que le han surgido y que, incluso en los momentos de mayor rebeldía, ha sabido utilizar el sentido común.

EXTRACTOS DE LA ENTREVISTA

«Sonreír es una elección, y es bueno hacerlo para uno mismo y para los que están a tu
alrededor. Hay que proyectar alegría».
«Al año nuevo solamente le pido una cosa muy importante: que sigamos buscando razones
para sonreír».
«Soy muy aprensiva. Tengo tres hijos, tres chicos un poco temerarios, que corren, saltan, se cuelan
por todos lados… Entre los tres, ya se han roto ¡12 huesos! Por eso vivo concentrada en que no
les pase nada».
«Ser amable, estar agradecido por lo que tienes, pasar tiempo con los tuyos y dejar de correr
de un lado para otro es lo importante. Ahora las personas miramos dentro de nosotras mismas
para ver quiénes somos realmente y prestar atención a nuestros sentimientos».
«En la época de las supermodelos, era más joven que Naomi Campbell o Claudia Schiffer y
mayor que Kate Moss o Amber Valletta. Estaba entre dos aguas: podía tomar un trozo de
cada pastel».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s