Eva Lyberten “En el escenario soy osada porque me enfrento a cosas aunque la gente no las entienda”

Texto – Albert Roca. Fotos – Silvia Poch-J.Ladiv.

Durante los años ’70 y mediados de los ’80 fue una de las musas del destape, y que protagonizó muchas portadas de revistas. Aquella época terminó pero ha ido creciendo a través del arte y creación. Ella es Eva Lyberten que sube de nuevo a los escenarios con la obra “Una” en el Teatre Lliure de Montjuic, en Barcelona, que se puede ver desde este jueves 26 de noviembre. Una gran oportunidad de verla en vivo y en directo y de reflexionar y pensar mucho.

© J. Ladiv

¿Cuándo empezó su trayectoria en el cine?

A los 15 años, a través de una prueba que me hicieron para una película y donde me acabaron seleccionando. Después llegaron los diferentes papeles para la televisión, el crazy hall, el music hall, el café teatro…

Un director importante en su trayectoria fue Ignacio F. Iquino

Era un director my especial, extraño y a la vez cercano y lejano.  Sabía mucho de iluminación. Me enseñó mucho de fotografía y era un niño haciendo cine. Pasamos muchas de las actrices de la época por sus películas. Se adaptaba muy bien a los tiempos. Era un gran trabajador del cine. Más allá de que me gusten o no sus películas, o diferentes formas de ver yo respeto mucho su forma de trabajar.

© J. Ladiv

¿Y que recuerdos tiene de la época del destape?

Se empezó a enrarecer el ambiente a partir del segundo año de los desnudos, donde se firmaban las escenas para no pasar de la barrera del porno. Y con ello tuve algunos problemas, precisamente con Iquino. Era necesario para dejar las cosas claras y no filmar algo que no habías firmado. Y eso también me sucedió en otra ocasión y se convierte en manipulación y fue cuando lo decidí dejarlo.

También participó en películas como Perros Callejeros, que reflejaban una realidad social

Fue el inicio de lo que se está haciendo actualmente y con directores que salían de la otra línea. Recordaban lo que sucedía en la calle y los barrios.

¿Y ha dirigido en alguna ocasión?

He dirigido performances, cortometrajes.  Uno de ellos fue “Retrato en dos mitades”, que era una poesía poética en blanco y negro, y que no sé si retomaré. Lo cierto es que yo he ido cumpliendo todos mis sueños.

© J. Ladiv

Ya en la recta final de su carrera cinematográfica rodó con Fernando Trueba “Sal gorda”

En su “Ópera prima” me había encantado, con sueños que se entremezclan. Llegó Oscar Ladoire.  Me propone la película, y yo tenía que interpretar a una chica de la movida y no sabía dónde agarrarme. Vi que era una gran oportunidad pero me decepcionó mucho.  Eran momentos extraños ya que se experimentaba mucho pero había resultados que funcionaban y otros que no. Y en este caso no me gustó. Se quedó a medio camino entre un cine y otro. Aunque luego he apreciado mucho lo que ha hecho posteriormente.

Luego tuvo la etapa de las performances…

Donde me metí de lleno e investigando con el sonido y donde fui modelo exclusiva de diferentes artistas. En el plató o en la calle pintábamos la ropa encima del cuerpo. Éramos muy jóvenes y estábamos mezclados de manera muy divertida. Fue todo muy High.

En un artículo de un popular diario, en los ’80, se la definía como osada

Y lo comparto también ahora. Soy osada, valiente y descarada. En el escenario soy osada porque me enfrento acosas aunque la gente no las entienda. Y fíjate que prescindo del aplauso en mis performances. Prescindí de que el público lo entienda o no.

© J. Ladiv

¿Y cómo ha vivido sus diferentes etapas?

 Yo tengo varios periodos. Me enamoro, me profeso, me voy abriendo, aprendo, me entrego, voy a tope hasta el confín y cuando se acaba se acaba. Fin.

¿Y se siente rebelde?

Con causa y sin causa, reinventando los guiones de mi vida.

¿ Y en cuanto a su faceta espiritual?

Es la etapa más reflexiva. Me inicio con una visión interna de mi ser conectada con mi espíritu. Y en los ‘80 tengo varias visiones del mundo, y cosas que vi entonces han pasado ahora. No me peleo para que nadie me crea.

© J. Ladiv

¿Y sobre esas visiones.. pensaba lo que ha sucedido ahora?

Es un momentum profetico planetario, y disfrazado por algo que la gente pueda digerir. El ser humano llevaba muchos años pagando por la seguridad social y pagando por estar enfermo. Y se hace enferma porque tengo que gastar un dinero.

Y sobre esta espiritualidad.. y caminos que has encontrado….

Sigo el código maya. Mayas galácticos, códigos de la cuenta de José Arguelles, que es profecía, que él abarca 26.000 años de historia galáctica. Me planteo muchas cosas como el sentir. Lo encuentro y empiezo a indagar, juego e investigo. En los mayas galácticos soy muy guerrera. Encontrar respuestas muy finas para lo que estoy viviendo. Hay una fusiçon de yoga tántrico con los mayas galácticos. Quien tiene mi mente tiene mi tiempo y es lo que estamos viviendo. En esa investigación veo que encaja un yoga tántrico. Rediseñando y reuniendo la información y estoy creando el tantra dorado planetario sincro galáctico.

¿Y qué historia se explica en “Una” en el Teatre Lliure de Montjuic?

Raquel Cors quiere contar una historia de una mujer que implique con otras mujeres. Una persona de aquella generación, y en cuantos factores la mujer ha sido tocada y manipulada. De alguna manera muestra de que somos seres que podemos vernos de otra manera y este es mi caso. La mirada del otro y la propia mirada. Hay diferentes miradas, con superposición de imágenes. Está muy sintetizado. Raquel es deliciosa y todo lo que ha hecho es muy bonito.

© Silvia Poch

¿Y cómo te sientes en el Lliure?

Es un escenario muy bello. Me siento muy privilegiada con todo el equipo, y son muy amorosos y respetuosos. Estoy agradecida a todos, desde el director a todo el equipo. Es un nivelazo.

¿Te ha gustado desde siempre?

Ya me enamoró de jovencita. Y le digo al director “Gracias” ya que lo que estoy viviendo es un regalo. Y el mismo nombre “Lliure” ya dice mucho, dirigiendo mujeres, con temas de mujeres y producciones propias.  

© Silvia Poch

Y para finalizar. ¿De los directores actuales qué propuesta acogería con los ojos cerrados?

El Pedro Almodóvar actual, que tiene mucho sentido del humor. Bromeamos los dos  de que hay una cuenta pendiente cinematográfica entre nosotros. Y fíjate que bailábamos en la misma pista de baile. Pero quizás no se ha dado un personaje que haya creado para mí.

Noticia obra “Una” en el Teatre Lliure de Montjuic

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s