Alessandra Ambrosio, la top total. Protagonista de una de las portadas más especiales de ELLE, la modelo habla de su vida más allá de la pasarela y lanza un mensaje de esperanza.

el

Texto – Redacción-Prensa Hearst. Fotos – Prensa Hearst. 

En mayo, ELLE se cita con la modelo Alessandra Ambrosio (Brasil, 1981). La top, convertida en uno de los grandes iconos fashion del siglo XXI, protagoniza la portada de un número muy especial para la cabecera debido a la complejidad del momento actual y concede una entrevista exclusiva en la que muestra su faceta más optimista.

Sin título-1

«Espero que pronto podamos volver a celebrar la vida, abrazarnos, besarnos y relacionarnos de una forma normal», asegura en relación a la crisis del coronavirus.

La brasileña, que lleva más de dos décadas en la cima de la industria de la moda, asegura que hoy es más dueña de su tiempo que antes y no duda a la hora de dejar claras sus prioridades: «Mis dos hijos son lo primero. Suponen la luz de mi existencia y siempre los tengo en la cabeza. La salud y la felicidad completan mis musts».

Al frente de su propia firma de moda desde 2019 y muy agradecida a toda la gente que la ha acompañado en «este largo camino», la modelo admite que su día a día es «una locura» de la que disfruta al máximo y confiesa que ya no se siente culpable por no llegar a todo: «Como humanos, queremos más y más, pero, en realidad, no siempre tenemos el tiempo o los recursos para lograr lo que nos proponemos. Lo importante es que muestres tu mejor versión y te sientas realizada».

Sin título-2

EXTRACTOS DE LA ENTREVISTA

«Siempre me gusta buscar el resquicio de esperanza en situaciones difíciles, y esta, sin duda, lo es. Deseo que, cuando esto acabe, sepamos apreciar las relaciones humanas de verdad, por encima de las tecnológicas».

«Tenemos que centrarnos y pensar en el planeta y en nuestra sociedad, en lo que estos necesitan. El tiempo es maravilloso y la vida va demasiado deprisa».

«Como cabeza de familia o en el trabajo, debemos perseguir nuestros sueños».

«Me fui de casa siendo super joven y estando decidida a conseguir mi sueño. He trabajado duro muchos años y ahora me siento tremendamente agradecida a todos los que me han acompañado en este largo camino».

«Me encanta que la energía positiva sea una cualidad tan característica de los brasileños, que la llevemos en los genes. Ser así te aporta alegría».

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s