Federico Aguado “El teatro es un veneno que cuando te entra estás jodido para el resto de tu vida”

Texto – Albert Roca. Fotos – Sergio Lardiez. Entrevista realizada en el  Cambridge Soho Club. 

Los personajes carismáticos marcan muchas veces la vida de un actor y este es el caso de Federico Aguado, que fue muy apreciado por su personaje de Inocencio Bonilla en Amar en tiempos revueltos y Amar es para siempre. Otro papel más complejo fue el de Sergio Rueda en Mar de plástico y recientemente Roberto Molina en Tiempos de guerra. Con la inquietud por bandera y las ganas de encauzar nuevos proyectos, lo hemos entrevistado para que nos hable de su trayectoria.

Sin título-5 copia
Copyright – Sergio Lardiez.

En los últimos años has participado en muchas series que tienen mucha audiencia. ¿Has notado algún cambio a nivel televisivo?

Estamos involucionando a nivel artístico a nivel televisivo. Están apareciendo las plataformas. Se está dando un salto de calidad a nivel de producción. Mi hermana en menos de un año ha dejado de consumir televisión a hacerlo de Netflix. Desde mi primer día en Amar en Tiempos revueltos y antes se daba una biblia. Ahora no. La manera de hacer es diferente. Hay mucho nivel actoral que salva mucho el culo.

Después de mucho tiempo en estos momentos no estás en ningún proyecto televisivo

A mí este parón me hace parar para reflexionar, para coger distancia, saber en que consiste esto. El talento no te va asegurar absolutamente nada. Las ecuaciones son otras. Miras a la profesión desde otros ojos.. No es tan mágico como parece.

Sin título-1 copia
Copyright – Sergio Lardiez.

La gente todavía te recuerda por tu personaje del detective Inocencio Bonilla. ¿Cómo fue aquel proceso?

En Amar… a mi personaje era para 3 meses, en cinco bloques. Yo era muy jovencito. Era un personaje en el que hicimos la propuesta de que fuera un detective torpe, que podía ser gracioso. Y así estuve 6 años. Les moló la parte cómica. Fue de esas experiencias bonitas, empezando algo pequeñito y acabar como el personaje más importante de mi carrera. Por un lado sin creértelo te han valorado. La familia que viví en Diagonal con Amar… fue increíble. Lleva 12 o 13 años porque son una familia, una máquina perfecta, ha sabido modificarse con el tiempo. Se han adaptado en las estrategias. Ha sido una escuela para mí.  Sobre mi personaje me parecía maravilloso. Un detective en esa época. Nosotros subíamos de lo político-social y habían muchos detectives en esa época que investigaban. Todos venían rebotados de la policía.

Sin título-4 copia
Copyright – Sergio Lardiez.

¿ Y que recuerdos tienes de Mar de Plástico?

En Mar de plástico sufrí mucho. Me daba miedo no ofender a nadie con mi personaje. Yo tenia una prima con Síndrome de Down y por ello tenía referentes. Analicé a Sergio y como podría conducirlo. Me dieron una separata que tenía un personaje con una discapacidad, y pregunté por él y me comentaron que el abanico era enorme. Y caí en la película de Leonardo Di Caprio, Quien ama a Gilbert Grape,  que tenía una discapacidad cognitiva y a partir de ahí tiramos. Me hubiera gustado tocar más la cruda realidad que hay de no controlar sus emociones a todos sus niveles. Esa parte más oscura la intentaron tapar y se quedaron con la parte buena. La línea era muy fina. La construcción fue de muchas cosas y Sergio se fue creando a lo largo de la primera temporada. Sergio me lo dio la relación con el personaje de mi hermano. El vínculo me lo dio la relación con él.

Y recientemente en Tiempos de guerra. ¿Qué te pareció la producción?

La secuencias de guerra que grabé fueron impresionantes. No sé como lo hará Spielberg pero se acercará mucho. Llegué a casa con mierda hasta aquí. Facilitó mucho que hubieran figurantes que eran militares, por las secuencias de guerra, que eran muy verosímiles. Yo entraba en la mitad de la temporada hasta el final. Mi personaje era muy agresivo y lo más fácil era juzgarlo pero intenté conocerlo y entenderlo.

Has interpretado personajes de otras épocas. ¿ Te ha facilitado valorar la que vives actualmente?

Mis abuelos eran felices con lo que tenían. Yo creo que somos nosotros y nuestras circunstancias y aceptar lo que viene. Actualmente no nos conformamos y por eso hay todos los problemas de autoayuda, estamos más aburridos que nunca. Antes no había ni autoayuda. Somos mucho menos luchadores, vivimos en lo inmediato.

Sin título-3 copia
Copyright – Sergio Lardiez.

Una gran pasión tuya es el teatro

El teatro es un veneno que cuando te entra estás jodido para el resto de tu vida. Pero cuando haces teatro vives el mes que estás en Madrid. Y por eso en algunos momentos tienes la necesidad de hacer cosas que igual no te apetecen. Le das vueltas a todo y son muchos condicionantes. Estar en el escenario no tiene ni punto de comparación con nada, como cuando Messi está en el Camp Nou. El teatro me pone muy cachondo.

Sin título-2 copia
Copyright – Sergio Lardiez.

Para finalizar. ¿ Que nos puedes comentar de la productora Blubalum Films?

En la situación actual me he decidido a montar una productora, con unos amigos, con un plató chiquitito, para castings, pequeños cursos, e intentar cuando hacer realidad buenos guiones, cuando los tengamos. Desde mi criterio puede ser una buena manera de hacer las cosas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s