Ignacio Elguero: “El recuerdo es un don”

Texto – Albert Roca. Foto – Editorial Planeta.

“Leif Garrett en el dormitorio de mi hermana” -Editorial Planeta, de Ignacio Elguero, habla de la memoria sentimental de toda una época, un canto a la nostalgia y al recuerdo de unos años de juventud. A través de las vivencias de los personajes se va configurando el retrato de toda una generación: cómo se hablaba de sexo, el amor y el desamor, la relación con los padres, una juventud rebelde y sin preocupaciones, qué carrera con salidas elegir… Una generación que vivió el despertar de la democracia y la libertad y en la que la mujer empezaba a tener un papel muy importante fuera de casa.

Además, ésta es una novela con banda sonora, ya que a lo largo de sus páginas la música (y las películas) de aquella época acompañan a los protagonistas: Rod Stewart, Leif Garrett, Bee Gees, Bonnie Tyler… Series como Chiripitiflauticos, Bonanza, La casa de la pradera, Colombo, Pipi Calzaslargas… Sobre ello hemos hablado con su autor Ignacio Elguero.

Ignacio Elguero

-El libro parte de cuando se encuentra un poster, porqué precisamente escogiste el de Leif Garret? ¿Qué otras opciones tenias?

Escojo a Leif Garrett porque en aquellos finales años setenta y comienzos de los ochenta era el ídolo quinceañero más popular en todo el mundo. Había otros, como Andy Gibb (el pequeño de los Bee Gees), John Travolta, Plastic Bertrand, David Soul (el rubio de Starky y Hutch), Shaun Cassidy…pero no era lo mismo.

– Una de las novedades del libro es tu salto a la ficción, donde se reconocen hechos que sucedieron en el pasado. Como lo afrontaste?

Quería hablar de la generación del baby boom, algo que ya hice en un libro entre el ensayo y la crónica periodística: Los niños de los Chiripitifláuticos, Quería novelar el recorrido de una generación, a través de su protagonista Teresa, una mujer de cuarenta y muchos años, separada con un hijo adolescente, que comienza a recordar lo que ha sido su vida y el de su grupo de amigas, sus novios etc. Y eso lo hago desde las emociones: el amor, el desamor, la maternidad, la amistad, las relaciones de pareja, las relaciones sexuales, la pasión, la rutina, la ruptura, la vejez de los padres, el reencuentro…Y eso me lo permite la novela.

– La época que narras la has vivido, pero no es un libro autobiográfico, no? Como te pusiste en la piel en un personaje femenino, que es el protagonista?

Efectivamente no es autobiográfico, más allá de la biografía común que tiene el haber vivido como niño, adolescente, joven los años setenta y ochenta.

Elijo a una mujer como protagonista, y a mujeres como protagonistas (las amigas, las madres) porque retratan mejor esas emociones, y porque les tocó llevar a cabo los cambios que se producen en los años ochenta. Ya no quieren ser sus madres. Ya no van a ser amas de casa. Acceden masivamente a la universidad, discuten con sus madres por la hora de llegada, la ropa…se quieren igual al hombre y fuman, beben; se sacuden miedos y tabúes en torno al sexo, retrasan la maternidad, eligen el modelo de matrimonio…Y lo hacen ellas, desde la naturalidad, no desde la revolución.

– Que nos puedes decir de la nostalgia, y de cómo vemos hechos sucedidos en el pasado de otra forma de la que sucedieron?

Bueno, yo más que de nostalgia hablo de evocación. El recuerdo es un don. El hecho de poder reconstruir momentos pasados y recrearlos, revivirlos, es un privilegio del ser humano. Podemos recordar olores, ver personas desaparecidas, revivir situaciones mágicas, estados luminosos. Y eso hago en la novela. Es cierto que la memoria inducida puede intervenir, y hacer que revivamos las cosas de otra manera distinta a como fueron, o recordar solo lo positivo.

– Actualmente los discos se pueden escuchar a través de las redes sociales u otros medios, pero entonces solo estaban la radio y también la TV, con programas como “Aplauso”

Sí, había un canal de televisión, o canal y medio, porque el segundo canal emitía pocas horas y no en todos los lugares de la geografía española. Por otro lado, eran escasos los programas de radiofórmula. Con este panorama, cuando un single era número uno lo era para todos.

– Crees que ahora la diversificación de hoy es mejor que la de ayer, donde cuando triunfaba un tema, triunfaba absolutamente?

Bueno, la diversificación del soporte tienes sus beneficios: se multiplica la oferta, y eso siempre es enriquecedor.

LEIF GARRET EN EL DORMITORIO DE MI HERMANA

– La habitación de Teresa casi es una reliquia donde conserva todos sus recuerdos. En ese aspecto te gusta conservar cosas del pasado?

Soy un tanto fetichista, sí. Tengo desde una hucha del Domund (aquellas amarillas de tapa azul) hasta un yoyo Russell, el álbum de cromos de Pipi Calzaslargas, el de Hanna-Barbera o un buen puñado de vinilos.

– Es un libro que habla de un pasado pero con una mirada hacia el presente, y que aunque hable concretamente de los ’80, uno puede extrapolarlo a otra generación que se ha podido vivir como los ’70 y ’90, no?

Sí, en realidad muchas cosas acaban siendo cíclicas, como la pelea y discusiones de los padres con los hijos adolescentes. También el miedo de los hijos a la pérdida de los padres, los miedos infantiles, el impulso sexual, la iniciación amorosa etc.

-Para finalizar, cómo seria el dormitorio de una hermana que esté viviendo esta época?

Pues un tanto minimalista. Con la pantalla del móvil u la del ordenador o similar. El suyo es un mundo de pantallas.

-Y una pregunta más, has tenido ídolos que te hayan acompañado en tu adolescencia?

Sí, uno literario: Pablo Neruda. Y dos musicales: Rod Stewart y David Bowie

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s