Olaya Caldera “ Para mí actuar es como estar enamorado todo el rato” 

Texto – Albert Roca. Fotos – Christian Carrillo -Geraldine Leloutre-Carlos Villarejo. Entrevista realizada en Cafe & Tapas Carretas 14.

Dentro del universo de Hit, una de las grandes apuestas de TVE, han tenido protagonismo los alumnos, los profesores y la directora, Ester de la Vega interpretada por Olaya Caldera. Un personaje complejo, con asuntos personales que resolver y un gran sentido de la lucha que ha seducido mucho a la actriz. Muy popular en su momento por El Síndrome de Ulises, tiene una gran trayectoria, con protagonistas, secundarios y también episódicos. 

© Carlos Villarejo

Tu personaje Ester de la Vega sufría mucho… 

Mi personaje está pasando por un mal momento. Por eso va a buscar a HIT. Ester está a punto de explotar. Está muy cansada y no sabe como resolver la encrucijada en la que se encuentra en el colegio, no sabe por dónde tirar… Se siente perdida. Ester es un personaje que sufre durante parte de la serie, pero luego la vemos crecer y asistimos a su empoderamiento. El arco que vive mi personaje es hermoso y para mí como actriz fue muy rico experimentarlo. 

¿Y por qué sufre tanto? 

Ella tiene una gran carga a sus espaldas. No sólo tiene que resolver los problemas de su propia vida, también se hace cargo de los asuntos de los alumnos y de aquellos padres que no asumen su responsabilidad, también de los profesores cansados a punto de abandonar… En fin, colecciona problemas. Está agotada. Para comprenderla mejor, hablé con la directora del instituto en el que rodamos, con colegas profesores que habían vivido situaciones similares y con trabajadores sociales… Me di cuenta de que ser directora de un colegio es como ser madre de un montón de adolescentes a la vez.   

© Carlos Villarejo

Lo pasa mal pero tira hacia adelante 

Se lo toma como un reto, porque es muy guerrera y muy leona… Y porque además tiene como motivación la mirada de su madre, ya fallecida, que fue una directora ejemplar y educadora humanista quien fundó el Anne Frank, su colegio. Y Ester es muy generosa. Tiene un enorme corazón. Siempre está pendiente de que todo el mundo esté bien, es muy observadora y escucha atenta a todos. Es la mediadora perfecta que intenta apaciguar las situaciones de conflicto que se van presentando o que HIT empeora con sus provocaciones (se ríe) 

Además viene de una situación muy compleja a nivel personal  

Sí, puse especial atención en trabajar con delicadeza y profundidad el momento, para mí crucial, en el que se encuentra Ester como mujer, más allá del colegio. Me refiero a su universo personal. Imaginaba cómo sería vivir el proceso de ser una mujer divorciada que sabe que no puede tener hijos a pesar de desearlos, y que ha perdido a su madre recientemente, quedándose así sola. Me preguntaba cómo sería enfrentarse sola a la vida, pensar sobre lo que uno tiene, lo que no y cúal es la razón por la que se levanta con ganas de seguir luchando. Enseguida la comprendí bien porque sentí que Ester se agarra con fuerza a su vocación. Creo que hay un punto de encuentro interesante entre los profesores y los artistas. Ambos tenemos un gran compromiso con su vocación. Siento que esto está muy latente en mí, mi compromiso con lo artístico. Y Ester toma las riendas de su vida y se reafirma cuando es consciente de ello y se dice: “quiero sacar adelante mi escuela”.  

Y lo consigue 

Si, necesita un apoyo, pero lo consigue. Gracias a HIT. Junto a Oristrell (director) y Grao (HIT) trabajamos que ella es la parte pragmática del equipo. HIT no sabe ni conducir, ella es la que lleva el coche, la que pone en marcha la acción. Esto hace que HIT y ella se complementen muy bien. Ya que pese a que ella tiene esta fuerza está en un momento muy vulnerable y necesita un refuerzo, el de HIT, para reconducir el colegio y darle una vuelta al sistema educativo. Y él tiene un especial sistema, con unas herramientas fantásticas de las que ella ahora mismo carece. 

Vamos un poco hacia atrás. ¿Qué recuerdos te lleva El Síndrome de Ulises? 

Fue la primera serie donde tuve la oportunidad de desarrollar un personaje. Además trabajé con directores buenísimos que han hecho muchas cosas después. Estaba rodeada de talento, tanto por la dirección, como con el elenco de actores. Yo interpretaba a una chica muy divertida, descarada y sureña. Y como soy charnega me encantó poder sacar mi lado del sur, más extrovertido y dicharachero… Recuerdo que cuando hice la audición me habían seleccionado para otro personaje. Al leer la separata me encantó el otro. Así que me llevé la ropa de los dos personajes. Le dije a la directora de casting “Me encanta este personaje y me gustaría probarlo”. Y me eligieron para ese papel. 

© Geraldine Leloutre

¿Qué personajes te gusta interpretar? 

En realidad, lo único que no me gusta es interpretarme a mí misma. Me gusta ser un camaleón y transformarme. Tener la posibilidad de ser otra persona totalmente distinta. Esto  provoca que tenga que trabajar colores que tal vez no haya transitado en mí, y que enriquecen mi imaginario interpretativo. 

Has hecho muchos capitulares. Es un proceso especial, ya que no conoces a nadie del equipo

En los capitulares no conoces a nadie del equipo. Es toda una aventura. Para mí actuar es como estar enamorado todo el rato. Y cada personaje que haces es como una nueva historia de amor, y un nuevo amor. Descubro algo nuevo, hay una excitación nueva especial al trabajar un personaje con un arco completo…  Cuando vas a un capitular esto es diferente, ya que te saltas el enamoramiento, no hay un conocerse poco a poco (se ríe) Hay un llegar y hacerlo. Así que es un reto, y es muy creativo ya que normalmente te explican poco del personaje que vas a interpretar, y tienes que inventarte el arco e imaginar aquello que encaje mejor con el guión.  

Te gusta mucho el arte ¿Verdad? 

Sí, me gusta tener otra vías de expresión creativas cuando no estoy actuando. Escribo poesías desde muy pequeña, y pinto. Sobretodo retratos, yo creo que es otra forma de expresar las emociones, a través de personajes, en este caso creados con pinceles. 

© Christian Carrillo

¿Y de dónde te viene el arte? 

Mi padre era pintor. He ido pintando según las etapas de mi vida los temas que me apetecía, con diferentes estilos y técnicas. El arte siempre me ha acompañado e interesado.  

¿Proyectos? 

Estoy por estrenar dos películas. Una dominicana que se llama “Paraíso para dos” de Pinki Pintor, y “Una vida no tan simple”, la última película de Félix Viscarret, con Miki Esparbé, Alex García, Ana Polvorosa y yo. 

Para finalizar. Ya que te gusta el arte. ¿Cuál es tu color preferido? 

El rojo. Es el color del poder, de la fuerza y de la pasión. Siempre digo que “Vestirse de rojo” es conseguir amar todos los colores. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: