Roberto Leal: “Nunca imaginé que podría salir en Esquire, por lo mucho que me cuesta pronunciar su nombre”

el

Texto – Redacción-Hearst. Fotos – Hearst.

El presentador Roberto Leal es más sencillo que una lata abrefácil. Y no es postureo. Lo demuestra en una sesión doble de trabajo: «tenemos que hablar de esto» un video muy divertido en el que cuenta sus orígenes en la televisión y otras curiosidades como su gran afición al rap y las batallas de gallos (lo demuestra improvisando un rap con el lema de Esquire: la mejor versión del hombre, con versos cargados de humor y buen rollo), y además la clásica entrevista de Esquire. 

El presentador del año, con su sencillez y normalidad engancha y sigue en racha. Pasapalabra, una nueva entrega de El Desafío y el estreno de Lego Masters le coronan como el nuevo rey del entretenimiento y a pesar de sus complicadas semanas de trabajo, llega antes de tiempo a su cita con Esquire, una de sus revistas favoritas «donde nunca imaginé que podría salir por lo mucho que me cuesta pronunciar su nombre»

EXTRACTOS DE LA ENTREVISTA

  • “Nunca soñé con presentar un programa y aquí estoy. Tenía claro que quería hacer entretenimiento. Sabía que tenía una parte cómica, que sacaba siempre que podía. Así que no puedo estar más feliz».
  • “Yo no soy el éxito de nada. Por mucho que caiga bien a la gente, no soy Leónidas. Hay un equipo muy grande detrás. El problema viene cuando el éxito te fagocita y piensas que vas a ser eterno. A mí no me pasa eso. Me llegó tarde y lo disfruto sin falsas modestias».
  • “Recojo lo que siembro. Eso de ir dejando cadáveres no va conmigo. Hoy se premia la normalidad. ¿no?, pues bienvenida sea. No sé ser de otra manera. Lo que ves es lo que hay”.
  • “Mi mujer y mi madre me ponen los pies en la tierra. Hablo mucho con las dos. A mi madre la llamo siempre antes de un estreno como OT o Pasapalabra porque ella me habla de otras cosas. Me dice “Oye, que es tele, que no vas a operar a nadie a corazón abierto…”.
  • “Nunca he dado problemas. De adolescente ya me gustaba el rap, vestía como si me hubiera pasado un camión por encima, pero nada más”.
  • “Mi lección de vida es “somos el tiempo que nos queda”. Por eso siempre intento llegar a casa pronto para disfrutar de mis hijos”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s