El rodaje en Burgos y Madrid de la película Las Petroleras, protagonizada por Brigitte Bardot y Claudia Cardinale, cumple 50 años

Texto – Bienvenidos a la Calma. Fotos – Fidel Torcida Martínez-Fotografías cedidas por COLMENAR VIEJO, TIERRA DE CINE.

Cincuenta años después del rodaje de Las Petroleras, las asociaciones culturales Sad Hill y Colmenar Viejo, Tierra de Cine, recuerdan aquella mítica filmación iniciada a finales de junio, y continuada en agosto y septiembre de 1971, con un intervalo de parón debido a un cambio de director.

La coproducción entre Francia, Italia, Inglaterra y España, con el productor Eduardo Manzanos, Copercines, por parte local, Las Petroleras, se rodó entre la provincia de Burgos y la actual Comunidad de Madrid.

Las escenas ferroviarias se ruedan en las instalaciones de la desaparecida línea Santander-Mediterráneo, en la estación de Salas de los Infantes, y en los tramos de vía de Castrillo de la Reina, Cabezón de la Sierra y Rabanera del Pinar. Y el rodaje en decorados interiores y exteriores, se realiza en Madrid, unas breves secuencias en el decorado western de Daganzo, y el resto, la mayor parte del metraje, en la Dehesa de Navalvillar de Colmenar Viejo, donde se construyeron exprofeso, las fachadas de un rancho, una cabaña, y un enorme rancho completo para poder ser rodado en interior y exterior, así como se utiliza el poblado del oeste entonces existente, el que aparece como la city de White Rocks en La muerte tenía un precio.

Las Petroleras. Decorado City del Oeste en la Dehesa de Navalvillar de Colmenar Viejo.
Fotografía cedida por COLMENAR VIEJO. TIERRA DE CINE.

En la mejor tradición del eurowestern cómico, que estaban relanzando las películas con Terence Hill y Bud Spencer, en el caso de Las Petroleras se plantea una película que, como novedad, presentaba dos personajes protagonistas femeninos, realmente empoderados, interpretados por las estrellas Claudia Cardinale y Brigitte Bardot, con buenas dosis de divertimento, y un toque añadido de erotismo, escenas de desnudos incluidas.

1.608.946 espectadores de la época fueron a ver Las Petroleras en los cines españoles, excelente cifra. Y en Francia fue todo un éxito.

De los decorados no queda apenas nada, salvo un tramo de vía, algunos pequeños muretes de ladrillo de los poblados, y la chimenea del rancho. Pero sí que permanece en el imaginario colectivo de los pueblos de rodaje, el glamour del paso de las estrellas, las sex-symbol de la época. Y por supuesto, permanecen los paisajes naturales, visitables.

Desde los dos colectivos asociados, Sad Hill y Colmenar Viejo.Tierra de cine, dedicados a la promoción de cine, se pretende recordar aquella mítica filmación. Y gracias a la coordinación de estas dos organizaciones de Burgos y Madrid, se potenciará la visita a los paisajes de rodaje de las películas, y por supuesto los de Las Petroleras. Aquellos que por un tiempo se convirtieron en el lejano oeste.

A través de la Burgos Film Commission, en la que participa la asociación cultural Sad Hill junto a las sociedades de promoción Sodebur y Promueve Burgos, se han organizado actos de recuerdo, como el del próximo 4 de septiembre en Salas de los Infantes, con visita guiada a los lugares ferroviarios de rodaje, y proyección de la película en el Teatro Auditorio “Gran Casino”, con coloquio posterior con el cineasta Víctor Matellano y con Diego Montero de la asociación Sad Hill.

Rodaje de Las Petroleras en Salas de los Infantes (Burgos). Fotografía de Fidel Torcida Martínez.

Mientras, una exposición fotográfica en Salas de los Infantes, en la primera semana de septiembre, y la expo “Madrid, Territorio Far West”, de la Red Itiner de la Comunidad de Madrid, que recoge bocetos originales de la película y que está actualmente girando por diferentes localidades madrileñas, recuerdan el hito de Las Petroleras.

Ambas áreas, la de Sala de los Infantes y la de Colmenar Viejo, comparten rodajes de títulos como El valle de las espadas o El bueno, el feo y el malo. Y es especialmente recordada esta película de Sergio Leone, con filmación en Almería y Granada. Pero también en la madrileña Pedriza, en el poblado western Lega-Michelena de Colmenar Viejo, en este caso como la ciudad asediada de Peralta. Y ya en la provincia de Burgos, en el Monasterio de San Pedro de Arlanza, en Hortigüela, y en los decorados del campo de concentración de Betterville, que se levanta en Carazo, del puente de Langstone en el Valle de Arlanza, y del cementerio Sad Hill, que se levanta en Santo Domingo de Silos, set actualmente recuperado y visitable.

Desde los dos colectivos asociados de Burgos y Madrid, se recomienda visitar los paisajes de rodaje de las películas, y por supuesto los de Las Petroleras. Aquellos que por un tiempo se convirtieron en el lejano oeste.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s