«Remembranzas. Escenas de una vida complicada» -Libros del Kultrum. Las memorias de Sinéad O’Connor. El 21 de junio, a la venta.

el

Texto – Redacción-Libros del Kultrum. Foto Yvonne Hemsey / Getty Images.

«Esta es mi historia, tal como la recuerdo. Apenas alcanzo a recordar nada más que lo que le he entregado a mi editor. A decir verdad, excepción hecha de algunas cuestiones de índole privada o que prefiero sepultar en el olvido. La totalidad de cuanto no me ha sido dado recordar daría para atiborrar diez mil bibliotecas, por lo que es probablemente mejor que no lo recuerde.»

Sinéad O’Connor

Bendecida con una voz extraordinaria templada al calor de su insobornable activismo,
Sinéad O’Connor irrumpió, muy a su pesar, en la constelación de las grandes roqueras a
finales de los ochenta, con una pompa que no iba con ella y de la que acabaría abjurando en
poco tiempo. Para cuando contaba veinte, era ya mundialmente famosa y se había visto
inadvertidamente catapultada a una vida con las servidumbres propias de una estrella con
mayúsculas.

Por su iconoclasta aspecto y sus célebres intervenciones televisivas — como cuando
descuartizó la fotografía del papa en Saturday Night Live a fin de impulsar su campaña contra
los abusos de menores — ha fascinado e indignado por igual a millones de apocalípticos e
integrados. En Remembranzas, O’Connor desgrana los pormenores de su tempestuosa
infancia; infierno de abusos y violencia parental que no tardará en dejar a sus espaldas a
cuenta de los muy precoces triunfos que cosechará con sus primeros tientos en el universo
sonoro. Un clamor arrollador acompaña su irrupción en una industria discográfica que trata de
fagocitar al naciente mito y a cuyo establishment se enfrentará haciendo bandera de su
libertad artística.

Inspirándose de niña en los discos de Bob Dylan (quien, años más tarde, la traicionará en el
concierto de homenaje al bardo de Minnesota) busca y pronto encuentra refugio en la canción
protesta. Es esta también la crónica de sus primeras incursiones en la escena irlandesa;
época a la que seguirán la grabación de su primer álbum en Londres con ocho meses de
embarazo, y la exégesis de las enseñanzas de los profetas con los rastas del East Village,
pero también de la abrumadora popularidad sobrevenida con el inimaginable éxito que iba a
cosechar su versión del tema de Prince «Nothing Compares 2 U».

Íntima, sincera y en abierta contraposición al grandilocuente vertido de venturas y desventuras
al uso — propio de otros compañeros de arpas —, la partitura vital de Sinéad aclara los
motivos de su autoimpuesto aislamiento y de su resuelta renuncia a comprometer su
desarrollo artístico y espiritual a manos de una industria que castiga y demoniza a aquellos
que se apartan del yugo del gran capital y del mainstream redentor.

Biografia:

Sinéad O’Connor es una afamada cantautora y compositora irlandesa. Encumbrada a las cimas del Parnaso roquero en 1990 —a lomos de un «Nothing Compares 2 U» cuyo arreglo dejaría fascinado al propio autor de la misma (Prince)—, su obra cosechó la entusiasta aclamación de la crítica, mas también acabaría rindiéndose a sus pies el grueso de la industria discográfica. Recibió cinco nominaciones a los Grammy en diversas categorías, se haría con uno en plena efervescencia y rechazaría poco después otro al emprender su —por muchos incomprendido— retorno a unas raíces y a una manera de entender la música que nunca debió abandonar. Vive en Dublín. 

En señal de protesta contra el abuso de menores, Sineád rompe la foto del papa Juan Pablo II –que atesoraba su madre– en Saturday Night Live, 1992 (Yvonne Hemsey / Getty Images).

«O’Connor a duras penas ha sobrevivido a una vida de lo más tumultuosa: reincidente en el arte del hurto, incontables expulsiones de escuelas y reformatorios, fugas cinematográficas, terribles abusos en el seno de la familia… Aciaga y conmovedora existencia, pero aquí por fin se hace la luz.»

Booklist

«Del aclamado, iconoclasta y controvertido azote de la curia y otros apologetas y practicantes de los abusos de menores, llega de su puño y letra la crónica de una vida consagrada a una manera muy personal de entender y vivir la música. Una dolorosa singladura que apartará a la artista del estrellato para seguir buscando su propio sendero luminoso.»

Rolling Stone

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s