Entrevista a Paula Mattheus en su ‘Viaje sin vuelta’

Texto: Pollyana Hernández. Fotos: RLM, Pollyana Hernández. Entrevista online. 03/03/’21

Nos adentramos en el mundo de Paula Mattheus, quién nos ha dejado percibir la enorme sensibilidad que tiene, no solo para interpretar sus canciones, sino para componerlas, además de ser la compositora de letras para otros cantantes.

©RLM

Desde cuando te dedicas a cantar, Paula?
Desde hace un par de años, pero en la música llevo toda mi vida, desde los 12 años empecé a componer y a los 14 grabé un disco.

¿A los 14 años grabaste un disco, cómo se llama?
Se llama ‘Punto de partida’ pero no está en ninguna parte, es muy gracioso, porque fue simplemente porque yo componía y tenía muchísimas canciones y mis padres dijeron: ‘grábate un disco’. No sabíamos ni para qué queríamos grabarlo, ni para qué servía, hablamos con un productor lo grabé, no está publicado en ninguna parte, pero existe.

¿Cómo fue tu primer contacto con la música?
Creo que a raíz de que mi padre me atravesara el cerebro con todos los discos que llevaba en el coche. Era muy amante de los cantautores. Y en los viajes de cuatro horas no existía el Spotify y sí los discos de ‘La Oreja de Van Gohg, Rosana, Alex Ubago, Sabina, Antonio Flores… nos daba para escuchar toda la discografía de los artistas del panorama nacional.

¿Entonces viajabas mucho?
He viajado mucho con mis padres porque les encanta conocer sitios nuevos y tengo una casa en el Valle de Aran y subíamos todos los fines de semana y 8 horas no me las quitaba nadie.

Has nombrado varios cantantes. ¿Son tus referentes?
Más que mis referentes, es un poco ‘de lo que se come se cría’, y yo he crecido con los que te he mencionado y con Shakira, que me encantaba. Y yo creo que soy un resultado de todo lo que he escuchadode pequeña. Una extraño mezcla. Más lo que he ido aprendiendo más de mayor. Como Quique González, grupos británicos como ‘The Koocks’, de Mikel Izal que es español. He escuchado un poco de todo, y tengo muchísimos referentes. Creo que soy una especie de mezcla extraña de todos ellos.

¿Te quedarías con cinco que creas que más te han marcado o con los que más te identificas?
Rosana sin ningún tipo de duda, Antonio Flores me encantaba, Alex Ubago, Melendi y La Oreja de Van Gogh.

¿Estudiaste o estudias algo?
Estudié relaciones internacionales y un master en industria musical y en Marketing. He hecho un poco de todo.(Risas).

Pero tiene relación. Al menos el master.
Sí, yo durante mi carrera me di cuenta de que me quería dedicar a la música. Así que cuando terminé, decidí hacer este master porque había estado trabajando en una promotora de festivales y me di cuenta que no tenía idea de cómo funcionaba la industria. Me parecía importante aprender sobre ello para dedicarme como artista independientemente, que es lo que era entonces.

¿Cómo decides dedicarte también a escribir las letras de canciones?
Yo no conocía que fuera un camino posible, hasta el año pasado que Jorge Roman, amigo mío, me dijo que había estado mirando algunas editoriales y se había dado cuenta de que no le interesaban, pero creía que a mi me interesaría. Yo no tenía ni idea al respecto. Y me dijo que eran lugares donde te ponían en contacto con otros compositores para componer para otra gente y para ti. Y cuando me lo dijo pensé ‘con todo lo que yo compongo y saco una novena parte de todo lo que hago, estaría muy bien que otros artistas pudiesen aprovechar lo que yo no utilitzo’. Y me puse en contacto con ‘Warner Chappell’, donde estoy como compositora; les pasé un drive como de 50 canciones para que viesen lo que hago. Y estoy encantada de la vida. A cada sesión voy como letrista y estoy muy contenta.

Me has dejado sorprendida. Me refería a que componías para ti, tus canciones, y…
Pensaba que me preguntabas como compositora. (Carcajadas)

¡Qué guay! ¡Genial que me hayas contado esto! (Risas)
Pensaba que me lo preguntabas sobre compositora como trabajo. (Risas)

¡Genial! Ahora cuéntame de cómo comenzaste por primera vez a escribir.
La verdad, no lo se. Lo hago desde muy pequeña y ya como que se me ha olvidado. Es como mi forma de desahogarme. Lo he utilizado siempre para ordenar mis pensamientos. Y como también me gustaba mucho la poesía y leía mucho, mucho, de pequeña, creo que mi cerebro aprendió a estructurar así las frases. Y no te puedo explicar otra cosa.

Dime si me equivoco: ¿Es similar al proceso que seguías de escuchar la música en los viajes, pero en este caso escribiendo tu diario para ordenar tus pensamientos, tu vida, acompañado ahora no con canciones, sino con libros de poesía y otras temáticas, y así has llegado a desarrollarlo?
Eso es, efectivamente.

Hablando en concreto de ‘Viaje sin vuelta’, ¿la escribiste tu?
Sí.

Y los arreglos musicales de quién son?
Son de Pol 3.14

¿Cómo te inspiraste para escribir la letra?
Volvía de Madrid a Bilbao de grabar un videoclip. Iba en el coche pensando en una persona. Había bruma en la carretera por la zona de Burgos, que siempre está nubladísimo. Estaba pensando en ‘la bruma en la carretera, qué bonito’. Son mis procesos mentales, por eso te lo cuento. Y pensaba ‘qué bonito, la bruma en la carretera, jo… ¿cómo no pude darme cuenta de que esta persona era un viaje sin vuelta?’. Porque yo estaba pensando en alguien. Y luego dije: (cantando) ‘la bruma en la carretera y yo aquí nublada por ti’. Y dije: me lo voy a grabar. Y me lo grabé con el móvil. Fui dándole vueltas en el coche durante las dos horas que me quedaban
Y cuando llegué cogí la guitarra y nació.

©RLM

¿De qué nos habla esta canción?
Para mi es una persona a la que no queremos volver y de la que tampoco nos podemos ir. Habla de una persona que ya no está en tu vida, que ya no está en mi vida; pero que te das cuenta de que conocerla y que pasase por tu vida y tu experiencia ha marcado un antes y un después, y que ya no hay vuelta atrás. Es una sensación de impotencia, que estás harto de los imposibles y los no correspondidos. Sientes que no quieres volver atrás porque esa persona no lo merece, pero a la vez sigues enganchada en cierta medida.

¿Es un poco como un ‘ni contigo ni sin ti’?
¡Eso es! (Risas)

¿Cómo es que Pol 3.14 y tu decidís hacer este dúo?
Yo conocí a Pol el año pasado en un concierto suyo al que me invitaron a abrirle con tres canciones. Esa noche hablamos un rato. Desde entonces hemos estado en contacto. Y cuando compuse viaje sin vuelta le pregunté si le apetecería colaborar conmigo en la canción. Me contestó que, aparte de colaborar, lo que quería era producirla, porque nunca había producido ningún tema y le hacía ilusión. Que veía muy claro a dónde la quería llevar. Y yo dije: ‘Que lo haga, porque, además, seguro que tiene una visión muy distinta de mi canción y la podemos llevar a un terreno en el que los dos estemos muy cómodos’. Y al final creo que es lo que hemos conseguido. Es una canción de Paula en el mundo de Pol 3.14, y creo que mola.

¿Acabas de decirme que es la primera vez que Pol 3.14 produce y decidió hacerlo con tu canción?
Sí, qué valiente. (Risas)

Háblame, por favor, un poco del estreno de ‘Viaje sin vuelta’ a través de la APP Club House.
Yo no conocía la aplicación, pero Karla de RLM, que es una crack, me dijo ‘Paula, por qué no estrenamos la canción en Club House? que es una red social nueva dirigida absolutamente al audio’. Me pareció super original y le dije que adelante. Me encantó estrenarla ahí porque en las radios grandes es muy complicado entrar o que te entrevisten en el mismo día del lanzamiento de tu canción. Y tuve la oportunidad de hacerlo con dos grandes reporteros, con Xavi Martinez y con Arturo Paniagua; y estrenar un single como se hacía antaño, hablando de él y de las sensaciones. Como lo mismo que me estás preguntando tu ahora, pero justo antes de que salga la canción. Entonces, fue bonito, a mi me encantó.

¿Cómo funciona Club House?
Es como una sala en la que estábamos cuatro locutores interactuando. Pero siempre hay una opción para los oyentes de levantar la mano, por si quieren preguntar algo. Es super interesante. Se puede interactuar con todo ese público alrededor del mundo.

Hicisteis un sorteo de videollamadas con Pol y contigo ¿cómo fue esta experiencia?
Fue super agradable. Se conectaron tres personas encantadoras. Hace ilusión que, a veces crees que no llegas a nadie y ellos te cuentan desde su punto de vista lo que en sus vidas significa tu música, tu persona, lo que haces. Que te digan que les inspiras para cumplir sus metas porque les gusta mucho la música. Que te digan que tus canciones les sirven de terapia. Sobre todo, lo agradecí bastante considerando que estamos en pandemia y que tenemos poco contacto con el público.

¿Alguna pregunta de ellos que te haya llamado más la atención?
Es que realmente no fue ni una entrevista, sino una conversación de tu a tu. No recuerdo ni las preguntas. Porque estaban ellos tomando una cerveza en su casa y yo otra en la mía. Y para mi fue una charla entre amigos. Cada uno en su casa.

Me recuerda un poco cuando acaba el concierto y regalan convivencia del artista con algunos fans afortunados, que vienen detrás del escenario y estás con ellos cinco minutos. ¿Era algo así, pero virtual?
Sí, y estuvimos un rato, casi 40 minutos.

Oh, qué bien! Mucho mejor, a excepción de que no te dan el beso y el abrazo.
(Risas).

Pasando a otra cosa, has mencionado el confinamiento ¿En que invertiste ese tiempo?
En componer y en intentar aprender a producir. Y en pasar más tiempo con mi familia; tampoco me quedó otra, (risas) pero como me confiné con mis padres, me ayudó También a reconectar con mi familia, con mi hermana, con mi yo de toda la vida.

Lo pasaste con tu familia, pero ¿dónde exactamente?
En Bilbao

Y en ese tiempo confinada en Bilbao, explícame un poco por favor, lo que has dicho de que estuviste aprendiendo a producir.
Algo que no había hecho en mi vida, normalmente me grababa todo en notar de audio. Pero en cuarentena dije ‘no, basta ya, me voy a comprar una tarjeta de sonido, un micro con l’equip me pueda grabar mínimamente bien, me voy a descargar el Logic, el programa con el que puedes producir las canciones. Y me pues a trastear muchísimo con ello, para intentar grabar las guitarras, la voz… hacer maquetes en mi casa.

¿Conseguiste hacer tus maquetas, verdad? Ahí sigo, me falta un buen tiempo todavía, pero algo avancé, se usar el Logic, ya es algo. (Risas).

Y la guitarra, Paula, ¿desde cuando estás con ella?
Desde los 10 años.

¡Anda ya! Eres toda una experta con la guitarra, imagino.
No, tengo que decirte que no. Me explico, me manejo muy bien y puedo tocar practicamente lo que sea, pero, como solo la he utilizado como un instrumento para componer, poruqe a mi lo que me gusta a era componer y escribir, nunca he profundizado demasiado en lo que es la guitarra. En cuanto me pues a componer, como que la guitarra se me olvidó y me quedé en lo más básico, que lo hago fenomenal, pero es lo básico.

Pero, ya componer con la guitarra y por ejemplo, llegar con el Pol y decirte ‘mira lo he puesto así y así…con estas notas… ya es bastante, no?
Bueno…

Ya me gustaría a mi…
(Risas)

Imagen de la entrevista online

¿Te cambió planes la pandemia, cancelaste eventos a raíz de ella?
Sí, supuestamente en verano tocaba en tres festivales que no se hicieron, luego también iba a telonear a Celtas Cortos en agosto, y tampoco se hizo. Y aparte de eso, da como rabia porque yo iba a sacar disco, el LP que saqué, y me iba a poner a tocar. Y de repente te das cuenta de que no puedes tocar y de que tampoco puedes dejar de sacar cosas. Así que entré en un bucle de ‘tengo que sacar canciones, pero no toco y tampoco tengo dinero y lo necesito para producir…

Por lo que dices, imagino que tienes muchas ganas de conciertos.
Sí, muchísimas, muchísimas.

¿Hay alguna fecha programada o algo por el estilo…?
Te voy a ser sincera, yo creo que no, se que se está trabajando en ello, pero, acabo de tocar ahora en enero en Madrid, gracias a Dios pude presentar mi proyecto de una vez por todas con banda; pero para otras cuidades de España, como por ejemplo Bilbao y Barcelona, que son sitios en los que queremos tocar ya, está siendo más complicado porque las restricciones son mucho mayores que en Madrid. Y tampoco se ve claro cuándo se va a poder tocar, y al final cancelar es un engorro. También es cierto que, aunque no sea culpa nuestra, siempre tenemos la sensación de que perdemos credibilidad con cada cancelación de bolo. Cuando no es culpa nuestra y la gente ya se lo espera, pero también cuesta más vender tíquets en esta situación. Entonces vamos a intentar hacer todo lo que podemos este verano. Y a partir de septiembre veremos qué más se puede hacer.

¿Algún otro proyecto aparte de tocar?
Pues estoy ahora grabando otro EP.

¿La presentación de tu EP en Madrid cómo fue y cómo te sentiste?
Fue maravilloso, alucinante, porque por fin después de ocho meses intentándolo podía presentar mi proyecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s