‘Los Espabilados’ se estrena mañana en Movistar+. Entrevista a sus protagonistas

Texto: Pollyana Hernández. Fotos: Movistar+

A través de sus rostros ya se transmite ternura, energía, optimismo, pero cuando se conversa con ellos, ya es otro nivel. Una chica y cuatro chicos que prometen, y además de prometer, actúan, y además de actuar viven una gran aventura que justo comienza para el espectador, pero en la cual ellos han estado sumergidos desde hace tiempo. Nos cuentan parte de su experiencia en las grabaciones, y que a partir de este viernes 29 se apoderarán del público y de Movistar+; son ‘Los Espabilados‘.

¿Podéis decir vuestros nombres y vuestro personaje?
Yo soy Álvaro Requena y hago el papel de Mickey L’Angelo.

Yo me llamo Marco Sanz y en Los Espabilados interpreto a Yeray.

Yo soy Sara Manzano y en la serie interpreto a Guada.

Soy Aitor Valadés e interpreto a Samuel.

Yo soy Héctor Pérez e interpreto a Lucas.

¿Ha sido vuestra primera experiencia delante de las cámaras?

Álvaro R. Yo ya había hecho antes algún cortometraje y algún anuncio, pero lo más importante, ha sido esto y ha sido una oportunidad increíble porque he aprendido muchas cosas nuevas y me ha encantado trabajar en algo tan grande y tan guay y que me ha aportado tanto, que es este proyecto.

Marco S. Yo, la verdad es que soy el veterano de este grupo, tengo más experiencia delante de una cámara. He participado en películas, como por ejemplo ‘El Desconocido’ y  ‘Cuerpo de Élite’. Y llevo desde pequeñito haciendo cosas de cara al público como alguna serie, salí en el anuncio de ‘Un palo’ hace unos cuantos años. Y para Movistar, además con Roger que era el mismo director, salí en ‘Instinto’, hacía un flashback de Mario Casas. He participado en series como ‘El Continental’ en algún capítulo suelto, o Acacias 38… tengo un currículum un poco amplio. Pero por supuesto que nada como esto. Han sido 3  meses maravillosos de grabación con este equipo, y nada tan grande como este proyecto.

Sara M. Yo hice un pequeño papel en la peli de ‘Super López’ del director Javier Ruiz Caldera. Ese fue mi primer papel, era un personaje de niña malota. Pero el personaje más grande que he hecho ha sido este, el de Guada en Los Espabilados.

Aitor V. Me pasa lo mismo que a Álvaro, que he hecho anuncios de pequeño y he hecho varios cortometrajes, pero tan grande así como este proyecto, tampoco.

Héctor P. Marco que es el veterano, yo sería el novato, aparte de las funciones escolares no había hecho nada más. Ni anuncios, ni cortometrajes. Así es que comenzar desde este nivel ha sido fantástico.

Vale, pues, nada, novato total. Todos. (Risas).

Álvaro Requena como Mickey L’Angelo

¿Qué sentisteis cuando os llamaron para participar en la serie? Álvaro R. Es que fue algo totalmente inesperado, pero tenía la sensación, y los feelings de que me iban a coger. Estaba en la playa, en el agua y de repente mi madre me dice ‘¡Álvaro, te han cogido!’ ¡Yo me tiré hacia atrás en el agua, corrí por toda la playa, empecé a dar vueltas…! Y fue algo que yo creo que no voy a olvidar nunca. (Sonrisas).

Marco S. Yo creo que no fui consciente del proyecto que iba a realizar hasta un poco más tarde. Porque yo salí del casting y recuerdo que llamé a mi madre y dije: ‘es que sé que me han cogido’. Y luego más adelante me lo dijo mi madre, que sí que tenía razón, que iba a hacer el trabajo. Y mi reacción en ese momento fue super normal, dije ‘es que sabía que me iban a coger’. Y luego me fui dando cuenta de lo que conllevaba y de todo el trabajo que tenía qué hacer.

Sara M. Yo también recuerdo salir del casting bastante cómoda, porque de hecho yo recuerdo en el primer casting haber hecho una impro con Albert. Me lo pidió él. Entonces yo salí con mucha confianza. Recuerdo que estábamos en casa y mi padre me dice ‘Ven Sara’ y entro al cuarto y estaba mi madre hablando por teléfono llorando. Y yo pienso ‘Uy, esto puede ser muy bueno o muy malo’. (Risas). ¡Me dijo que me habían cogido y me uní al llanto y me puse a llorar y a saltar y…! Recuerdo que fuimos a comer con mi abuela para celebrarlo. ¡Fue una emoción ese día, que podía hacer de todo!

Aitor V. Yo estaba en un parque acuático que está dentro de un camping, de vacaciones. Estaba justo arriba del tobogán. Y vi a mis padres saludándome y chillándome y diciendome: ‘tirate’. Me tiré, yo pensando que me iban a grabar por tirarme o algo así y ‘buceé’ y salí del agua, y me chillaron: ‘¡Que te han cogido, que estás dentro de la serie!’. Todo el parque ahí mirándome y yo: ‘Ay, que vergüenza…’ (Risas). ¡La verdad es que no me acuerdo de lo que hice porque fue una alegría tan inmensa que ni me acuerdo, me puse a saltar, no se…!

Héctor P. Yo ese día estaba en casa de mis abuelos. Era un día normal, para mí de sofá. Y de repente, no me acuerdo ni cómo fue, recibo un mensaje de mis padres que dicen: ‘¡Que te han cogido!’. Y yo me quedé: ‘¡No, no, no, no! Me puse a gritar por casa de mis abuelos cómo loco. Y mis abuelos me dijeron: ‘¿oye qué te pasa, hijo?’ -¡Qué me han escogido al final!

De oíros, me emociono yo también.

Todos. (Risas).

Marco Sanz como Yeray

¿Cómo fue vuestra relación con el director, con  Roger Gual?
Álvaro R. Dos palabras, ha sido libertad y naturalidad.

Marco S. Bueno, yo ya le conocía, pero es que es un director genial, nos trataba muy bien y aparte fuera de las cámaras era una gran persona con la que lo pasamos super bien.

Sara M. Yo recuerdo estar super cómoda y además el tenía un trato con nosotros que era super especial. O sea, nos enseñaba y nos decía lo que teníamos que hacer de manera perfecta.

Aitor V. Yo me lo he pasado genial, pero genial, genial. Es un grandísimo director y le mando un beso desde aquí. (Lanza un beso con la mano: ¡Muah!).

Héctor P. La verdad es que le tengo que agradecer el cómo se supo adaptar a actores de nuestra edad y de nuestra experiencia. Así que se lo agradezco bastante.

¿Habéis tenido relación con Albert Espinosa?

Álvaro R. Sí, Albert estuvo desde el primer momento, desde el casting, con Roger y Consol Turà y ya desde el primer momento yo me quedé flipando porque dije: ‘¡Es Albert, me acaba de dar un abrazo!’ Eso me dio mucha seguridad y me ayudó mucho. Entonces desde el primer momento y hasta ahora, mantenemos la misma relación.

Marco S. Sí. Sobre todo esa energía que te transmite de ganas de hacerte soñar con él y te cuenta sus historias y disfrutas como un niño escuchándole hablar.

Sara M. La verdad es que estar con él es muy guay porque él lo dice a veces, que él es como un niño, que es como uno más de nosotros, y entre todos nos contagiamos de las ganas de trabajar y de actuar, y de todo el entusiasmo que le pone a las cosas. Es un gozo estar con él.

Aitor V. Ha sido increíble trabajar con Albert Espinosa, un gran escritor, como es él. Y es muy mágico y transmite muy buenas vibras, y eso nos animaba mucho a la hora de rodar.

Héctor P. La verdad es que aún hoy en día, seguimos hablando con él. Incluso antes de la videollamada, de las entrevistas, nos ha dicho que si le queríamos preguntar cualquier cosa para ayudas y todo. Es… ( Se lo piensa)… Albert es mágico, la verdad.

Sara Manzano como Guada

¿Me explicáis alguna anécdota durante las grabaciones?
Álvaro R. En Ischia nos llegó un torrencial increíble. Las calles se empezaron a inundar, las olas se nos venían al hotel, tuvimos que cambiar toda la planificación del rodaje. De ser Ischia un sitio con sol, se pusieron las nubes. Pero yo creo que es mucho cómo vives la escena. Y creo que al final lo supimos llevar, ese temporal que nos vino en contra, lo supimos llevar a favor. Y claro, parecía eso piscinas, era brutal, fuera de lo normal y nosotros estábamos en el hotel asustados, contentos y un poco con miedo por saber qué iba a pasar, si íbamos a poder grabar bien las escenas, al final tuvimos que cambiar todo, pero lo hicimos.

Marco S. Lo mío puede parecer una tontería, pero en el momento fue muy gracioso, seguro que Álvaro lo recuerda. Había una escena de riesgo en la cual tenía que haber un doble, en este caso el doble de Aitor, (de Sam), y no se parecían en nada. Pero es que llevaba la misma ropa, el mismo pelo, entonces, nos estaban grabando, y la escena era: el chico, que era muy majo además, se giraba y nos miraba a los ojos a Álvaro y a mi, y entonces tuvimos que estar 15 minutos para grabar esa escena porque era todo el rato risas, no nos podíamos concentrar de pensar que esa persona era Aitor y ese recuerdo es super gracioso la verdad.

Sara M. Yo recuerdo que eran las 6 de la mañana y teníamos que ir al aeropuerto porque nos íbamos a Ischia. Y yo, que soy un poco desastre, me dejé el DNI en casa. Y claro, para subirme al avión necesitaba el DNI. Entonces me di cuenta bastante pronto, por suerte, y pude llamar a casa, a mi madre que estaba durmiendo, claro a las 6 de la mañana ¿Qué iba a estar haciendo? Y tuvo que coger un taxi y venir hasta el aeropuerto. Y recuerdo a los de producción corriendo desde un lado al otro del aeropuerto para traerme, a la Sara que se deja el DNI, para traérmelo. Y con suerte pude entrar al avión porque ya estaba embarcando la gente, pero madre mía…

Aitor V. Trabajar con perros, yo creo que fue de lo más guay porque en los ensayos venían los perros con su dueño o el que lo adiestraba, y nos enseñaba técnicas para dominarlo, por así decirlo. Y nos encantó porque yo le tenía mucho miedo y después le fui cogiendo confianza y nos lo pasamos super bien.

Héctor P. A mí lo que más me encantó fue lo del helicóptero. Me enseñaron el vídeo primero. Y vi el helicóptero, lo vi grande y pensé, ‘será seguro’. Y luego cuando llegué y lo vi, digo ‘ ¡pero si este parece de juguete, si es enano!’. Ya que era la primera vez que me había montado y que no sabía cómo era. Ya que subía con un poco de miedo, al ver cómo iba colocado el cámara para podernos grabar, digo ‘vale, de aquí no salimos del todo bien’. Pero al final de 5 escenas grabadas en el helicóptero volando, la verdad es que ya parecía incluso una atracción de feria y era bastante chulo.

Aitor Valadés como Sam

Podéis explicarme vuestro personaje?
Álvaro R. Mickey l’Angelo és un chaval que lo han apagado. Era luz y le han quitado su energía. Y eso es por culpa de adultos estropeados, bueno que hay personajes que les pasa lo mismo, entonces le dicen, que entre comillas, porque no se puede saber bien, que tiene esquizofrenia, que tiene TDH; y eso sí que es seguro: tiene una familia desestructurada. Entonces, después de tantos golpes que le ha dado la vida, se ha ido apagando y lo único que quiere es seguir luchando para encontrar la luz que se llama libertad.

Marco S. Escuchando ahora al personaje de Mickey L’Angelo, Yeray tiene bastante similitud, es decir, ha sufrido mucho, aparte tiene TDH, es sociópata. Sólo que la forma de expresarlo es distinta, sabe que es una persona, no conflictiva, pero que no hace bien, por lo que intenta hacer el papel de lobo solitario, apartarse un poco de los demás. Pero básicamente parecido a lo que han dicho antes, ha sufrido mucho y ese dolor que tiene dentro al final tiene que salir por algún sitio.

Sara M. Pues, Guadalupe, ‘Guada’ para los amigos, es una chica que tiene una diversidad funcional, ella va en silla de ruedas, pero eso para nada la hace menos poderosa y fuerte de lo que es. Es una chica que se muestra al mundo muy fuerte y muy poderosa, pero que durante la serie iremos viendo también que ella tiene un pasado bastante duro y bastante oscuro que vamos a ir descubriendo…

Aitor V. Yo interpreto a Samuel, Sam para los amigos, y Samuel es un chico que está ingresado en un centro psiquiátrico por culpa de un adulto estropeado, que ya se verá quién es en la serie; que se escapa del psiquiátrico con sus amigos para buscar su lugar en el mundo.

Héctor P.Lucas, como se ve desde el primer capítulo en el que despierta, se ve que el es un ángel, y aunque la gente no lo crea, a el no le hace falta ir diciéndoselo a todo el mundo; y claro, como la gente no lo comprende lo primero que piensa es que es un chico con alucinaciones, y por eso lo tienen medicado en el hospital.

Héctor Pérez como Lucas

En una frase, o con pocas palabras, podéis definir la serie? 
Álvaro R. Yo antes estaba pensando y se me ha venido a la cabeza, no se por qué, pero era algo así como que estos niños tienen una naranja, pero no saben dónde pueden exprimirla, ¿sabes? Entonces, son niños que han retenido tantas cosas que al final no han sabido cómo sacarle el zumo a las cosas. Son niños encerrados y sobre todo buscan la libertad. Y si pudiera definirla en 2 palabras sería libertad, y ahora mismo no se, ¿alguien más tiene algo que añadir?

Vale, te compro libertat.
Álvaro R. Libertad y no se qué más decir. Se me acaba de venir otra palabra que sería búsqueda. Creo que es significativo, si juntas esas dos palabras sería ‘búsqueda de la libertad’

Genial, Álvaro, está muy bien.

Marco S. Depende desde dónde lo enfoques, desde dentro de los personajes posiblemente la palabra correcta sería  libertad o pasión, como de disfrutar. Pero si lo miras desde la perspectiva de un espectador, lo más importante, y ya no solo te entretiene, sino que te hace que estés dentro, y se nota cómo te pone la piel de gallina y te hace vivir esas escenas.

Sara M. Es una aventura, la aventura de estos 5 chicos, que como bien dicen mis compañeros, buscan la libertad.

Aitor V. Yo las palabras con las que definiría la serie son: impactante, sin relleno, y muy divertida.

Héctor P. Además de todo lo que han dicho ellos, la verdad es que también diría que te hace reflexionar y que te hace pasar un buen rato.

¿Pasasteis nervios durante el rodaje? Todos. (Niegan con la cabeza) No.

¿No?
Aitor V. Yo sí, yo el primer día sí, después ya, conocí a todo el equipo y estaba más tranquilo, disfruté muchísimo.

Sara M.En el fondo estás con la familia, todo el equipo es toda una familia.

Álvaro R. Muy cercano el equipo.

Os sentisteis cobijados ¿No?
Héctor. Sí.

Marco S.Te transmitía una tranquilidad el equipo que era muy necesaria a lo mejor en ciertas escenas.

¿Qué tal la relación con los actores adultos que ya tienen más experiencia?
Álvaro R. Han significado algo, porque han sido como profesores además de amigos que hemos hecho porque yo recuerdo en muchas escenas que Miky me daba tips,  me daba consejos que luego me servían. Y eso me hacía muy feliz porque yo pensaba: ‘esta persona sabe y me está enseñando para que yo algún día pues pueda llegar a ser algo, bueno no lo se; pero sobre todo lo que me han dado es aprender y una buena amistad, que es muy importante.

Marco S. Álvaro lo ha definido muy bien, unos profesores para nosotros con esa experiencia que tenían nos podían ir ayudando. Y sobre todo recalcar que fuera de la cámara eran grandes personas y grandes amigos también.

Imagen de pantalla durante la entrevista online

¿Habéis hecho algún grupo de WhatsApp entre vosotros?
Todos. ¡Hombre!

Héctor P.Tenemos como 5.

Álvaro R.Tenemos muchísimos.

La entrevista era virtual, y aún así, estos chicos son capaces de transmitir tantas emociones, las cuales seguro los espectadores podrán notar en cuanto Movistar+ estrene la serie ‘Los Espabilados’.

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s