NECROECONOMÍA, de Marta Flich -Grijalbo-. Un repaso, desde la ironía y el humor, a las claves para entender, de una vez por todas, cómo funciona la economía

Texto – Redacción-Prensa Grijalbo.

La economista y presentadora Marta Flich, con su característico estilo irónico y mordaz, acerca en el libro ‘Necroeconomía’ -Grijalbo- la realidad económica para poder entender los principios elementales de la economía mundial con ejemplos del día a día que resultan cómicos y cotidianos.

Sin título-4.jpg

Este manual, concebido para perderle el miedo a esa información que a veces nos supera, ayudará al público a comprender mejor a dónde van los impuestos y qué papel desempeñan en la sociedad, más allá de los cantos de sirena de los políticos. Pero, por encima de todo, Marta Flich denuncia que hablar de economía en España es, hoy más que nunca, hablar de la expansión de la «necroeconomía», esa maquinaria perversa diseñada para que siempre pierda el más débil. Su discurso, sin duda creador de polémica, viene acompañado de ilustraciones de Darío Adanti, renovador del cómic español y referente del humor satírico.

La necroeconomía es todo aquello que se rentabiliza a partir del dolor, la muerte, la injusticia, la desgracia o todo a la vez.

¿Vendes camisetas con un lema feminista para sacar pasta cuando en realidad te es indiferente la igualdad? Necroeconomía.

¿Exprimes a personas con un trauma reciente rentabilizando su causa hasta agotar el interés (y la recaudación)? Necroeconomía.

¿Has hecho de una causa legítima una profesión y te estás hinchando a ganar pasta abanderando algo que en realidad te ha sobrevenido y en lo que no tienes un especial interés? Necroeconomía.

¿Tergiversas la verdad para ganar dinero? Necroeconomía.

¿Montas actos donde la gente aporta pasta para luchar contra el terrorismo o el cáncer, pero nadie recibe esa ayuda salvo tu bolsillo? Necroeconomía.

¿Participas en actos solidarios, pero tú vas a que te inviten a cenar y hacer contactos con el marqués de bliblibli? Eres mala gente.

En cualquier caso, enhorabuena: formas parte del circo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s