Fátima Baeza “La interpretación es una herramienta muy buena para conocernos más a nosotros mismos”

el

Texto – Albert Roca. Fotos – Archivo Fátima Baeza. Entrevista realizada en el  Cambridge Soho Club. 

Con una larga experiencia en el mundo del teatro, la actriz Fátima Baeza llegó a los corazones de millones de televidentes con su personaje de Esther en “Hospital Central”, que vivió una gran historia de amor con el personaje de Maca, interpretado por Patricia Vico. La hemos visto también en series como “El secreto de Puente Viejo”. En estos momentos está más llena de energía que nunca con nuevos proyectos creativos.

Fátima Baeza 3.jpg

¿Nos puedes hablar de tus nuevos proyectos?

Durante todo el mes de marzo represento “Esperando a Manuel” en Microteatro por Dinero junto a Begoña Caparrós, con texto de Paz Quintero y dirección de Juan Dávila, y acabo de estrenar el cortometraje “Buenos propósitos”, de Alberto Herreros y Miguel Murciano en NotodoFilmFest. También estoy trabajando en algo, desde el inicio del proceso, he tomado la iniciativa. Faltan una serie de aspectos para que fructifique, pero espero poder llevarlo a término, ya que tengo necesidad de contar cosas. Me encuentro muy ilusionada.

¿Qué te dice la serie “Hospital Central”?

¡Qué recuerdos! “Hospital Central” fue un viaje, un proceso muy bonito de creación. Yo venía del teatro y era mi debut en la pequeña pantalla. El personaje, al principio, era chiquitito y me dijeron ‘vamos a jugárnosla contigo’ e hicieron un giro de guión. No sabían cuál sería la respuesta del público, si funcionaría la historia de una relación romántica entre dos mujeres. Era novedoso, les generaba temor. Había algunas reticencias en la sociedad a la ley del matrimonio homosexual impulsada por Zapatero, se estaba abriendo todo en ese momento. Y la historia de Maca y Esther no se trató desde la comedia que busca justificar, intentando maquillar o quitar peso, al contrario: con seriedad, enorme respeto, como un amor de verdad, sin medias tintas. Y se vio una historia preciosa, muy bien contada. La gente se sintió muy identificada.  Me alegro profundamente.

¿Y te gustan las historias de amor como la de Esther y Maca?

Yo creo mucho en el amor. Es la gran fuerza del universo, lo que nos mantiene aquí. Y no hablo solo del amor de pareja, sino de todos los tipos de amor. De los seres humanos que aman y luchan por un mundo mejor.

Fátima Baeza 2.jpg

Más adelante te vimos en “El secreto de Puente Viejo”.

Las series diarias son toda una escuela. Hay una estructura muy compleja, todo funciona como una maquinaria precisa y tienes que entrar en ella. Te piden el mil por mil. Son 7 u 8 secuencias al día, has de aprender a adaptarte y estar muy viva y alerta en todo. Muy apasionante. Mi personaje era una mujer muy alegre, muy feliz y enamorada de su marido. Se trataba de una trama trampa, ya que entraba como parte de una familia encantadora, que caía muy bien, y acababa quemada viva junto a los suyos, en un incendio desgarrador.

Yendo más atrás. Uno de tus primeros trabajos fue “Farmacia de guardia”, ¿verdad?

Fue un papelito pequeño, interpretaba a la amiga de Quique. Me cogieron porque era muy expresiva. No sé si recordaréis aquella secuencia en la que yo me enganchaba con el aparato de los dientes cuando besaba a Quique (ríe)… Más tarde, me llamaron para otra  trama con su pandilla.

Fátima Baeza.jpg

¿Qué piensas de la interpretación?

Es una herramienta maravillosa para conocernos más a nosotros mismos, un trabajo de investigación sobre uno mismo que repercute en los demás. El buen actor hace un trabajo de comprensión del personaje, con el que el público puede empatizar, lo que ayuda a hacer más comprensible la vida. Se trata de todo un trabajo humanista de comprensión y entendimiento.

¿Y cómo has cambiado como persona desde que eres actriz?

Me ha enseñado a saber andar cada vez más en mí misma. A tener una idea de lo que son las cosas, ni blancas ni negras y a no juzgar, nadie es bueno ni malo. Alguien puede hacer algo horrible y, si conoces las circunstancias que ha vivido, podría ser una víctima. Un buen actor, un buen guionista o un buen director ha de conocer toda la dimensión de las capas humanas.

¿Y cómo te sientes ahora como actriz?

Creo -esta es mi humilde opinión- que cada vez soy mejor actriz, ya que tengo una mayor comprensión, he ido tomando peso, entiendo mejor las cosas. Ha habido una evolución desde ese comienzo en el que te crees equivocadamente que eres la mejor actriz del planeta hasta hoy, que comprendes y aprendes mucho más.

Soy cómica y, últimamente, estoy explorándolo. Considero que la comedia es más de pensar y, el drama, más de sentimiento, de pensar todo con mucha fuerza.

Fátima Baeza 4.jpg

¿Consideras que no se da todo el apoyo que se debería dar a la industria audiovisual?

Realmente, la industria del espectáculo, da muchísimo dinero y no acabo de entender que no se apoye más, con tanta buena materia prima y las ganas de generar que hay. No puedo comprender que se quiera soterrar en algunos momentos, como forma de evitar generar un espíritu crítico. Sucede con el arte en general. Me parece tan triste, de una pobreza… Perdimos con la dictadura una conexión con la cultura. Algo se nos fue. Una generación.

Para finalizar. ¿Un consejo para los nuevos actores?

Si algo te apasiona tienes que hacerlo. El mismo esfuerzo cuesta todo, hacer una carrera que estudiar arte dramático, pero si te gusta, realmente vale la pena emplear la energía en ello. Es muy negativo quedarte con esa espina de haber querido serlo y no haberlo intentado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s