Entrevista a Julia Navarro, autora del libro “Dispara, yo ya estoy muerto”

Texto – Redacción-Prensa Random House Mondadori. Fotos – Prensa Random House Mondadori.

La escritora Julia Navarro nos habla de su nuevo libro “Dispara, yo ya estoy muerto” -Plaza y Janés-. Una extraordinaria novela de personajes inolvidables cuyas vidas se entrelazan con momentos clave de la Historia, desde finales del siglo XIX hasta mediados del XX, y que recrea la vida en ciudades tan emblemáticas como San Petersburgo, París o Jerusalén.

Dispara, yo ya estoy muerto es una historia llena de historias, una gran novela que esconde dentro muchas novelas y que, desde su enigmático título hasta su inesperado final, alberga más de una sorpresa y emociones a flor de piel.

P: Empecemos por el título, Dispara, yo ya estoy muerto. Es cuanto menos sorprendente y enigmático, como lo era Dime quién soy. ¿Puede desvelar alguna pista al lector?

La explicación del título está en la última página. Me gusta hacer este tipo de guiños a los lectores, que no entiendan hasta el final el sentido de esas palabras.

Dispara

P: Esta novela podría encuadrarse dentro del ciclo literario que comenzó con Dime quién soy, ¿cómo explicaría este giro en su narrativa?

Dime quién soy supuso un punto y aparte respecto a mis tres libros anteriores. Me parece importante evolucionar, y tanto en este libro como en el anterior lo importante son los personajes, más allá de la trama o del contexto histórico.

P: Define su nuevo libro como una novela de personajes, por favor, profundice un poco más en esta idea.

Lo que he querido contar es que los seres humanos venimos al mundo con el guión de nuestra vida prácticamente predeterminado por dónde nacemos, en qué momento histórico, en qué lugar, en qué circunstancias…sean éstas geográficas, religiosas, económicas, sociales…etc. La mayoría de las veces tenemos pocas posibilidades de escapar a ese destino. E interpretamos un papel del que difícilmente podemos huir. De esto trata esta novela.

P: ¿Considera su libro una novela histórica, o política?

No hay tesis en esta novela. No es una novela histórica, insisto, es una novela de personajes que se mueven en un contexto histórico que me sirve de telón de fondo para poner de relieve esa angustia y esa lucha que todos los seres humanos libramos para ser los guionistas de nuestro propio destino y en ocasiones intentar escapar de circunstancias que nos determinan y que no hemos elegido: el lugar de nacimiento, la época, la religión…etc. En este sentido, la novela es muy orteguiana.

julia 1

P: ¿Qué vínculos ha desarrollado con los personajes de esta novela? Llama la atención que los dos principales sean hombres.

Para mí era un desafío que las voces principales fueran masculinas. Empatizo con los dos, tanto con Samuel como con Ahmed, tan distintos, apartemente tan distantes, pero capaces de anteponer el valor de la amistad, del respeto al contrario, a las circunstancias a las que la vida les ha abocado. Los personajes femeninos son también muy potentes, pero es verdad que los protagonistas de esta novela son hombres, aunque no se pueden explicar sin ellas.

En cualquier caso, cuando escribo, voy estableciendo una relación intensa con los personajes que terminan casi formando parte de mí. Afortunadamente, con el tiempo, me voy distanciando, porque al principio del proceso de escritura hay momentos en los que siento que son casi reales.

P: Dispara, yo ya estoy muerto se vertebra en torno a dos grandes sagas familiares, ¿cómo preparó y estructuró la trama durante el proceso de escritura de la novela?

La verdad es que la estructura de esta novela es más complicada que las anteriores, porque manejo muchos más personajes y voy contando historias en paralelo de dos núcleos familiares que en principio parecen antagónicos. Escribo rodeada de papeles y libretas donde voy anotando los nombres, sus edades, sus relaciones con los otros…etc. A veces resulta muy lioso…

julia 2

P: Un tema importante en la novela es la amistad por encima de las circunstancias adversas, ¿qué valor tiene para usted  la amistad en la vida?

Sin mis amigos me sentiría huérfana. No me puedo explicar a mí misma si no es en relación a las personas que me han acompañado a lo largo de mi vida.

P: El siglo XX vuelve a ser el marco temporal de la novela, al igual que en Dime quién soy, pero esta vez el foco geográfico se desplaza fundamentalmente a Rusia y Oriente Próximo, ¿cómo se ha documentado?

En esta novela el contexto histórico y las ciudades son solo parte del paisaje, son el telón de fondo para contar lo que realmente a mí me interesaba y me preocupaba, que es lo que he dicho anteriormente: cómo predeterminan las circunstancias a los seres humanos. El proceso de documentación siempre es intenso. Escribo rodeada de libros de historia, que consulto continuamente. Pero además, las ciudades en las que muevo a mis personajes son ciudades que conozco bien y a las que he viajado en distintas ocasiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s