Fiorenza Cedolins, una enamorada del arte en Sitges

Hablamos con una de la grandes sopranos del mundo de la ópera que actualmente se encuentra interpretando la Boheme en el Liceo

 

Como en la mayoría de los sitios en estos tiempos de crisis, el Liceo está pasando por una época difícil?

Bueno, por suerte en el Liceo aún estamos bien. Pero en un periodo de crisis económica como este se tiene que pensar en una nueva organización de los teatros. Esto es muy importante porque en épocas que la administración pública tenía mucho dinero se podía invertir más en todo, y ahora hay menos dinero y se tiene que pensar en todo: hospitales, escuelas, pero también en la cultura. Sería un gran error pensar que la cultura es una cosa inútil o no tan necesaria en la vida de las personas, yo digo siempre que como se debe comer por el cuerpo, se debe comer también por el ánima, por la cabeza, entonces la cultura sería la comida para la cabeza de las personas.

El riesgo es que cortando mucho las inversiones en la cultura, en el arte, por un tiempo no se van a notar problemas, pero a largo plazo si, ya que las nuevas generaciones tendrán el problema de no haber recibido bastante instrucción, bastantes contenidos de la vida ética, el problema está en cuidar la ética, la moral de las personas. Yo tengo 40 años y mis valores son muy solidos porque han sido alimentados por la familia, la escuela, lo que decía la prensa… Entonces, dejar perder la lucha entre la información con valores culturales éticos morales i la información totalmente comercial es una gran responsabilidad para el estado.

La Boheme es una obra complicada?

 Todas la obras son complicadas. Es muy difícil conseguir la facilidad, espontaneidad y simplicidad en el arte. La boheme es muy difícil porque se trabaja con grandes artistas, un coro de niños, una orquestra muy difícil de tocar ya que Puccini es muy complejo, la dirección de escenario tiene muchísimas cosas…. Es una puesta en escena de un gran espectáculo.

Como definirías tu personaje?

 Mi personaje es como diríamos la vecina de al lado. Una chica normal, no es una heroína fatal del melodrama. Lo difícil de personaje es conseguir un equilibrio entre la interpretación muy fuerte y la simplicidad de esta chica. Interpretar una historia que tiene un punto trágico sin que parezca trágico es muy difícil, hay que buscar un equilibrio interpretativo. El riesgo es que sea demasiado poco y no se entre en el corazón del público si eres demasiado inexpresiva, o ser demasiado expresiva y que termine siendo un personaje un poco grotesco.

Hace 20 años que canto este papel y pienso que lo he conseguido pero no hace mucho tiempo. En cuanto al punto de vista vocal, como siempre todos los papeles son difíciles.

 Autores favoritos?

 Tengo muchos, pero Puccini sería el principal, pero también Verdi. Después tengo interés en autores alemanes, franceses…

 

Un día que no tienes función pones ópera en tu casa?

 No, trabajo mucho y cuando descanso necesito aprovechar el silencio. Hay mucha música en mi mente y a veces no puedo parar la música de mi cabeza, por eso siempre necesito silencio.

Yo vivo la música de dos maneras, o la vivo totalmente o la paro, por ejemplo la música baja me molesta, no puedo escucharla.

La música para mi es una total desconexión de la realidad

 Cuantos años llevas en Sitges?

 Desde 2006, es donde aprovecho todo el tiempo de descanso. Creo que en Sitges he conseguido las diferentes realidades: ya que es un pueblo pequeño pero también grande, es un lugar precioso con la naturaleza pero muy cerca de una gran ciudad internacional como es Barcelona, además te encuentras con gente de todo el mundo aunque sea un pueblecito.

Además la gran sensibilidad que Sitges y Cataluña tienen con el arte por eso me encuentro muy bien aquí, es un equilibrio ideal.

La ópera a pesar de todo sigue muy viva.

 Sí y espero que esta forma de arte no se pierda nunca. Es una lástima que se pierda la particularidad de la ópera, que es muy artesanal, y muy pequeña como mundo, no se puedo comparar con el mundo del pop.

 Entonces a ti no te gusta esa tendencia a popularizar?

 Intentar acercar al público a la ópera son operaciones de promoción, para que el mundo la conozca pero hay que cuidar la sustancia de esta forma de arte, que no se confunda, porque una cosa es salir una vez en la televisión y cantar una canción pop como siempre han hecho los cantantes de ópera.

Me gustaría que los jóvenes compositores trabajasen sobre nuevos papeles. Nos falta una realidad de compositores que trabajen con música culta y no contenidos comerciales, esto no se encuentra o son muy pocos.

Yo pienso que es cuando el arte es grande, cuando es universal, es ahí cuando todas las personas con todas sus ideas e historias la comprenden, es algo difícil de explicar, como metafísico.

 texto y fotos ;Cori Maritan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s