Alfonso Sánchez y Alberto López, protagonizan PATENTE DE CORSO, un “tratado ibérico del hijoputismo”‏, que acoge el Club Capitol de Barcelona

Texto – Redacción-Prensa “Patente de Corso…”. Fotos – Prensa “Patente de Corso…”

Este miércoles 5 de agosto en la Sala Pepe Rubianes del CLUB CAPITOL de Barcelona (Rambles, 138) se estrenó el espectáculo “PATENTE DE CORSO – Tratado ibérico del hijoputismo”, una obra escrita y dirigida por Alfonso Sánchez a partir de una selección de artículos de opinión de la sección homónima semanal del escritor Arturo Pérez Reverte.

Patente de Corso_1p copia

Interpretada por el propio ALFONSO SÁNCHEZ junto a ALBERTO LÓPEZ (ambos actores de comedias exitosas como Ocho apellidos vascos, El mundo es nuestro – también dirigida por Sánchez-y la serie Allí abajo), “PATENTE DE CORSO” narra con humor empapado de crítica social la historia de dos curiosos personajes: Luciano y Mariano. El primero posee una patente de corso auténtica con la que asegura que se puede estafar, robar, malversar, saquear y desfalcar, y que quiere vender; y el otro es un ciudadano harto de estar harto, al que la vida lo ha tratado de forma despiadada, que quiere comprar la patente de corso “para convertirse en un hijo de la gran puta”.

fotos  (3) copia

Luciano le asegura a Mariano que ser un cabrón no es tan fácil como parece y se ofrece a enseñarle. A partir de ahí, se entabla una relación entre ambos personajes que sirve para mostrar un mosaico de espejos, en cuyos pedacitos podemos ver el reflejo de partes de nosotros mismos y de nuestra sociedad, “que parece haber entrado en permanente bucle, que se antoja eternamente cíclica”, según su autor”.

PATENTE DE CORSO nace con la intención de sondear, de escarbar, de jugar con los cánones y con los géneros (la obra se mueve a medio camino entre el musical y los “monólogos a dos voces”). Se trata de un “experimento” singular que utiliza como base en artículos periodísticos creando una puesta en escena anárquica, a veces estridente, otras gamberra, a ratos poética y emotiva, pero en todo momento 100% cómica.

Patente de Corso_2p copia

Sánchez confiesa que el espectáculo bebe de Brook, de Fabre, de Becket, de Bernstein, de Burgess, de Paco de la Zaranda, de Galván, de El Club de la Comedia, de Los Compadres y hasta de Chiquito de la Calzada. “En fin, de todo lo que me gusta y todo lo que soy”, afirma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s